Alberto Weretilneck: “Soria es una persona violenta e incapaz de generar un diálogo positivo”

Generales 16 de marzo de 2021 Por Visión Política
WMGTYH7JCNEOVDIU5WRATLLFKI

Alberto Weretilneck integró la lista como vicegobernador de Río Negro en la elección de 2011 que ganó Carlos “Gringo” Soria, el padre del Martín, el ministro de Justicia designado en las últimas horas por Alberto Fernández. El asesinato de Carlos Soria en manos de su ex mujer, Susana Freydoz, lo dejó al frente de la gobernación local en 2012. Si bien conoce de cerca a la familia, Weretilneck decidió construir un proyecto político propio y se distanció del clan que lo llevó a la cima del poder local. Desde ese momento, los Soria y Weretilneck se convirtieron en adversarios.

Tras la confirmación de Martín Soria como titular de la cartera de Justicia, el ahora senador nacional Weretilneck criticó el nombramiento del dirigente rionegrino como reemplazo de Marcela Losardo, y consideró que “no tiene condiciones para desempeñar el cargo”. “Viviremos una de las etapas más oscuras de la relación interpoderes”, anticipó.

Martín Soria es una persona violenta, muy agresiva e incapaz de generar un diálogo positivo que permita resolver un problema. Vive descalificando al que no piensa como él”, sostuvo el dirigente de la fuerza Juntos Somos Río Negro, en diálogo con radio Rivadavia.

imagen_2021-03-16_132110

El ex mandatario publicó un posteo en su cuenta oficial de Twitter donde cita una serie de artículos periodísticos con definiciones de Martín Soria sobre el Poder Judicial de Río Negro. En el pasado reciente, el designado ministro de Justicia expresó comentarios descalificatorios hacia los miembros del Superior Tribunal de Justicia -la máxima representación judicial de Río Negro-, entre los que trató de “delincuentes” a los magistrados y sugirió que hay “limpiar” ese organismo.

Según Weretilneck, el todavía diputado nacional es un “vociferador profesional” y recordó que lo conoce desde el “derecho y del revés, en épocas de diálogo y confrontación”, por su cercanía a la familia Soria antes de convertirse en gobernador.

“Debemos estar atentos a la persecución a dirigentes opositores, periodistas y quienes pensamos distinto”, planteó el dirigente. “Va a depender mucho de los controles que le ponga el propio Presidente, sino vamos a estar en un verdadero problema. Es una persona que puede llegar a hacer operaciones periodísticas, que puede inventar cualquier cuestión falsa para perjudicar a alguien. Esto hay que decirlo con tiempo para que estemos con la guardia alta”, anticipó.

“Es una persona peligrosa y capaz de cualquier cosa. Lo conozco hace muchos años”, sentenció.

Sin embargo, el ex gobernador se mostró en desacuerdo con las interpretaciones de que la llegada de Martín Soria al ministerio de Justicia haya sido por el impulso de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner. “Yo creo que la designación de Soria es decisión del Presidente. Él nunca fue kirchnerista y menos ‘cristinista’. Nunca tuvo buena relación con La Cámpora y de los históricos del kirchnerismo de la provincia”, aseguró.

En los últimos años, Weretilneck consolidó su partido Juntos Somos Río Negro (JSRN) por fuera del peronismo oficialista. En 2015 fue el salto: resultó reelecto por una amplia victoria sobre Miguel Pichetto, con un 52% de los votos emitidos. El gobernador le había sacado cerca de 20 puntos al entonces jefe de la bancada kirchnerista en el Senado.

La continuidad en la provincia se consolidó en 2019, pero Weretilneck no pudo renovar su mandato, ya que sería el tercer período consecutivo. La Corte Suprema de la Nación vetó su candidatura, que antes había sido oficializada por el máximo tribunal rionegrino en el fallo que le valió los comentarios descalificatorios de Martín Soria. Tras ese impedimento, Weretilneck apoyó a su compañera de fórmula, Arabela Carreras, quien finalmente se impuso en esos comicios. Fuentes: primerapagina.info e infobae.com

Te puede interesar