Sergio Tomás Massa gana volúmen en el FDT y consolida la conducción de Transporte

Nacionales 29 de mayo de 2021 Por Visión Política
Caserio cede su lugar en el gobierno; El líder del Frente Renovador designó al rosarino Diego Giuliano en la Secretaría de Transporte, un cargo que ocupaba un hombre del senador cordobés.
WhatsApp Image 2021-05-28 at 21.06.28

Sergio Massa consolidó su poder en el Ministerio de Transporte con la designación de Diego Giuliano como virtual número dos de la cartera, un cargo que ocupaba un hombre del senador cordobés Carlos Caserio.

 Giuliano es dirigente del Frente Renovador de Santa Fe y actualmente se desempeña como vicepresidente de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), cargo al que también había llegado de la mano de Massa. El presidente de la Cámara de Diputados ratifica de esta forma la conducción de un área clave, en la que semanas atrás impuso como ministro a Alexis Guerrera tras el fallecimiento de Mario Meoni.

La Secretaría de Transporte de la Nación estaba vacante desde el 31 de diciembre pasado cuando el cordobés Walter Saieg, un hombre de Carlos Caserio, renunció para asumir una banca en la Legislatura provincial

600ae244444b7_940_529!

Caserio había impulsado para ese lugar a Rodrigo Rufeil, legislador provincial y su jefe de campaña. El senador había acordado ese movimiento con el fallecido Meoni. Los primeros días de abril, con su nominación pactada de palabra, Rufeil había solicitado licencia en la Legislatura cordobesa a la espera de la firma del decreto de designación.

Tras la muerte de Meoni, Caserio aceptó ceder el lugar de Rufeil en la estratégica silla de la Secretaría de Transporte, con injerencia directa en uno de los temas más conflictivos en el interior provincial: los subsidios nacionales a los sistemas provinciales. Se trataba del principal engranaje en el Ejecutivo bajo el control del senador nacional.

La postulación de Rufeil para ese cargo había sido impugnada desde el principio por la Coalición Cívica. Este jueves, al conocerse la novedad, Gregorio Hernández Maqueda, titular del partido de Carrió en Córdoba, atribuyó a su fuerza política que Rufeil no llegue al cargo nacional. "La Secretaría de Transporte de la Nación debe estar a cargo de un funcionario solvente desde lo técnico, pero también de probidad y ética intachable. Rodrigo Rufeil no cumplía ninguno de los dos requisitos. No volvamos a tener un Ricardo Jaime ni otra Tragedia de Once", dijo el dirigente lilito.

Allegados a Caserio afirmaron que en rigor, el senador lanzado al armado provincial y la campaña, no quiso mantener un cargo muy importante pero que arrastra conflictos muy importantes.

El 13 de abril, apenas trascendió que Rufeil iría a Transporte, la diputada nacional Leonor Martínez Villada (Coalición Cívica) le envió una carta a Alberto Fernández pidiéndole que "se abstenga de designarlo" funcionario nacional. Martínez Villada y la propia Carrió habían denunciado a Rufeil ante la Justicia provincial por el presunto delito de enriquecimiento ilícito durante su gestión como intendente de La Calera, aunque nunca fue imputado.

60371a1ca4fe7_938_619!

De hecho, Rufeil hizo circular un certificado emitido por la Fiscalía en lo Penal Económica N°1 en el que se acredita que luego de tres años desde la denuncia, no estaba imputado. "Luego de tres años de investigación, tiempo durante el cual aporté todas las pruebas que consideré para demostrar que la denuncia es producto del ensañamiento político hacia mi persona, el fiscal no encontró ningún elemento que convalide que me enriquecí por mi función como intendente o que incumplí con mis deberes", dijo Rufeil a LPO en abril.

 Diez días después, y mientras Rufeil esperaba que el decreto con su designación recorriera el laberinto de la burocracia para llegar al escritorio de Meoni y éste estampara su firma, el ministro se mató en un accidente automovilístico.

Ahora, el paro nacional decretado por la UTA en todo el interior del país vuelve a tensionar la relación entre la Nación con los gobernadores e intendentes. Estos últimos acusan a la administración de Alberto Fernández de privilegiar con subsidios al AMBA y discriminar al interior del país. Desde el entorno de Caseiro se hizo trascender que en su estrategia para ser reelecto en la Cámara Alta, "prefirió" no dejar ese flanco al descubierto en el inicio de una campaña electoral.

5914c1942eff1

Al inicio de la gestión de Alberto Fernández, Caserio controlaba la Secretaría de Transporte con dos funcionarios de su estructura: Saieg y Gabriel Bermúdez, como 1 y 2 respectivamente. El 31 de diciembre último, el primero debió regresar a Córdoba a ocupar su banca en la Legislatura provincial luego de que su suplente, Carolina Basualdo, asumiera como intendenta de Despeñaderos, una localidad ubicada a 50 kilómetros de la capital provincial.

 Ese era el sillón que Caserio le había reservado a Rufeil. Con Bermúdez, en cambio, la ruptura fue política y ocurrió en octubre de 2020. A él lo reemplazó Marcos Farina, cuya terminal también es Caserio. Por ahora, Farina se mantiene en el organigrama de Alexis Guerra. 

Fuente: LPO/ PrimeraPagina.info

Te puede interesar