Buscará los votos del centroderecha: Florencio Randazzo será candidato en Provincia de Buenos Aires

PBA 06 de junio de 2021 Por Visión Política
El ex ministro de Transporte e Interior, Florencio Randazzo, ya tomó la decisión de armar una campaña electoral que lo tenga como protagonista en la Provincia de Buenos Aires.
f848x477-1046297_1104100_5050

El ex ministro de Transporte e Interior, Florencio Randazzo, ya tomó la decisión de armar una campaña electoral que lo tenga como protagonista en la Provincia de Buenos Aires, alejado del kirchnerismo y con pretensiones de sumar al lavagnismo y el peronismo republicano.

Si bien en su afán de seguir nacionalizando su imagen mantiene continuos contactos con socialistas santafecinos y peronistas cordobeses, además de estar a tiro de encuentros, almuerzos y reuniones con los referentes del peronismo republicano y con los que aún siguen en Juntos para el Cambio, como Emilio Monzó, Randazzo volvió a llamar por teléfono a sus amigos de vida y política.

Roberto Lavagna también ya ha autorizado que se lo invoque detrás de la movida que pretende aglutinar al peronismo no kirchnerista. Como dijo Jorge Sarghini, diputado nacional de Consenso Federal, “los equivocados seremos nosotros, porque la mayoría quedó con el kirchnerismo”. Parece que ahora no sería tan así.

image_2021-06-05_161541

Es que el randazzismo se entusiasmó con las encuestas que le acercaron y mandaron a realizar en la que nota una intención de votos que supera los dos dígitos. Su experiencia anterior, en 2017, fue la mitad, y la de Lavagna también, dos años después.

Los peronistas que volvieron a creer en el Frente de Todos están doblemente defraudados. Ahí está nuestro público”, se entusiasman en su entorno, el que también dan como un hecho la sumatoria de Joaquín De la Torre, del Peronismo Republicano y Emilio Monzó, cuyo proyecto es la gobernación de 2023 y en Juntos por el Cambio no le abren muchos espacios.

El gran problema de los “florencianos” es el costo y la estructura que necesitarán para la campaña y el día de la elección, fundamentalmente para que nadie le robe las boletas en el cuarto oscuro.

En esta oportunidad no cuenta ni con intendentes “amigos” ni con organizaciones sociales como el Movimiento Evita para apuntalarlo. Inclusive en 2017 la CGT oficial lo apoyo, con reparos.

Entonces, el dilema de este armado, lleno de voluntades y expectativas, se circunscribe en los aspectos más terrenales. Por eso también están en diálogo permanente con los sectores menos radicalizados de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos. En ambos lados hay personas y medios dispuestos a ponerle un nuevo freno al kirchnerismo.

La estrategia es la que genera más dudas. Si los peronistas deben integran Juntos por el Cambio o no, si es mejor que fueran solos y luego sumar las voluntades en las legislaturas y que esta elección sirva para “medir las fuerzas” de cara al gran escenario de 2023 son algunas de las propuestas que están en la mesa.

La de una fuerza unificada no tiene demasiados adeptos en el randazzismo. Y mucho menos en los lavagnistas como Graciela Camaño, que creen más en una tercera vía “absolutamente peronista” que vuelva a tener la relevancia electoral que tuvo, aunque sea en su última experiencia, el Frente Renovador

Fuentes: primerapagina.info e mdzol.com

Te puede interesar