"El modelo de policía que buscamos es el de Rodríguez Larreta"

Generales 29 de marzo de 2021 Por Visión Política
6060d7002bb7f_940_529!

Jorge Lagna sumó experiencia en gestión durante el gobierno de Reutemann, fue legislador provincial y ahora tiene en sus manos un fierro caliente, el Ministerio de Seguridad del distrito más violento del país: "la comodidad no es para los políticos", dijo quien tiene el desafío de bajar los índices de delitos y romper los vínculos entre las mafias y sectores del Estado, como marcó Omar Perotti.

A diez días de haber asumido, Lagna recibió a este medio en la sede de gobierno de Rosario donde aseguró haber pasado pocas horas en el escritorio asignado; "los funcionarios tienen que estar en la calle", señaló y repasó la cargada agenda que lo reunió con intendentes, entidades civiles y representantes de la Iglesia con quienes impulsa la creación de mesas locales de seguridad.

Es un defensor de los lineamientos que planteó Marcelo Saín durante el año y medio que estuvo al frente de la cartera, aunque confía en que su muñeca política le permitirá avanzar en la Legislatura con la reforma policial y a mantener un mejor vínculo y control sobre la fuerza. Peronista pragmático, no duda en definir a la Policía Metropolitana de CABA como el modelo a implementar en Santa Fe.

¿Cuáles son los principales desafíos que plantea la seguridad en esta provincia?

Por un lado, el narcodelito y por el otro, los robos predatorios. En el primer caso, en el de los delitos complejos, hubo una expansión muy significativa durante el gobierno de Frente Progresista al darle una excesiva autonomía a la policía, por eso considero que hay una responsabilidad política del gobierno anterior y no estoy haciendo un relato, sino que el narcotráfico infectó a muchos jefes policiales en ese período. El caso paradigmático es el de Alejandro Druetta que era jefe de Drogas del sur, de donde yo provengo, y fue condenado a 10 años de prisión por estar implicado en la economía delictual. Esa es una de las principales consecuencias de la autonomía.

¿Usted cree que hubo connivencia de funcionarios del Frente Progresista con las mafias o negligencia?

Hubo una responsabilidad política de no conducción. No hablo de connivencia política, sino que no tomaron el toro por las astas. Los delitos complejos prácticamente no fueron abordados. Ahora vemos resonantes investigaciones de lavados de activos donde se vincula a la violencia y en eso coincido mucho con Marcelo Saín. En algún lado se lava lo producido de los bunkers. Eses coctel de violencia requiere un abordajes especial. Para ello, estamos cambiando la Agencia de Investigaciones y Drogas dándole mayor interconexión con la justicia federal. Festejamos la reforma de la justicia federal, ojalá pronto lleguen los nuevos juzgados y nuevos procesos penales porque en Santa Fe hay muy pocos juzgados federales.

 
Usted mencionó los delitos predatorios. ¿A qué se refiere?

Es el que más aflige a la mayoría de la población. Hoy, comprar una bicicleta te puede costar cuatro sueldos. En este contexto, donde entramos con 35 puntos de pobreza y hoy tenemos casi 50, se profundizó las desigualdades y a mayor pobreza, aumenta la posibilidad el delito predatorio y la respuesta que da la justica se enfoca a los delitos más complejos, mientras que los expedientes de estos delitos llamados menores, se acumulan. La estrechez económica causa gran fastidio en la población.

¿Pero eso no requiere de acciones preventivas más que judiciales?

Así es, es algo que dijimos desde que asumimos y lo reiteraba Saín; queremos una policía que esté en la calle. Cuando entramos, de 24 mil efectivos que tiene la provincia, solamente la mitad cumplía funciones operativas de calle. Con 12 mil policías tenías que cubrir cuatro turnos en toda Santa Fe, nosotros dimos un plus para quienes patrullen y hoy pasó del 50 al 60 por ciento y esperamos llegar al 70 en poco tiempo.

Nosotros tenemos falencias en los recursos tecnológicos y humanos. Porque aparte de la escasez, tenemos una policía muy mal preparada donde muchos tenían instrucción de cuatro meses y los mandaban a la calle y nunca en su vida habían disparado un arma, eso es terrible. Nosotros tenemos que revertir esa situación y por eso estamos creando ISEP (Institutos de Seguridad Pública) en distintos puntos de la provincia para que tengan carreras de cinco años y recién a los dos puedan salir a patrullar.

Por otro lado, vamos a adquirir mucha tecnología para avanzar en un esquema de patrullaje inteligente y centrales de operaciones verdaderas que tomen la información de la calle y que cada agente cuente con un celular robusto, tipo militar, con cámaras en los uniformes de quienes encabecen operativos y mayor control sobre la policía y los móviles. Con esa información vamos a suplir en parte la carencia en números de agentes. 

Ademas, ¿a las políticas de seguridad no hay que acompañarlas también con políticas sociales?

Es un compromiso de todo el Estado, sobre todo en los barrios más vulnerables. El modelo es el de la Villa 31. El modelo es el de Rodríguez Larreta que metió un banco, un supermercado y hubo una urbanización integral. Por decir esto no sos más derechista o menos derechista.

 El modelo es el de Rodríguez Larreta que metió un banco, un supermercado y hubo una urbanización integral. Por decir esto no sos más derechista o menos derechista

De hecho, Saín fue a visitar el centro operativo de CABA...

Es que ese es el modelo. La base de la Policía Metropolitana, que a mi entender es la mejor del país, es la de PSA que la creó el equipo de Marcelo Saín que es el que está trabajando aquí en Santa Fe. Hay que dejar de politiquear con la seguridad. Dejemos de tirarnos con muertos y estadísticas.

En los últimos días se notó una mayor presencia de policías en las calles, al menos en la zona centro de Rosario. ¿Cree usted que hubo una reacción política de la fuerza por el cambio de ministro?

Pudimos adicionar 700 agentes provinciales y hubo un refuerzo de otros 300 federales que hoy se ven caminando la calle. Rascando la olla vamos a poder tener mil policías más en la ciudad. Además, vamos a realizar operativos de saturación en los barrios más complicados que van a ser periódicos con diferentes agencias, que no van a afectar a quienes deben patrullar.

¿Pero no tienen una mejor actitud?

No sé lo que la policía piensan internamente, pero la administración Saín les dio muchos beneficios y aumentó la remuneración porque apuntó al bienestar de los agentes pero hubo unos pícaros, de adentro y de afuera de la institución que instalaron que la gestión de Marcelo era contra la policía. Quizá ayudaron los modos del ex ministro y utilizaron muy bien los audios privados de hacía un año y medio cuando se dio a conocer la sentencia a Druetta donde esos mensajes desplazaron de la agenda periodística la condena a 10 años de un jefe policial. La verdad, no creo que hayan reaccionado por el cambio de ministro. Mi manera de ser es diferente a la de Marcelo porque él es más académico y yo soy más político, eso quizá ayude.

Perotti propuso cortar los vínculos entre el delito y el Estado. ¿Van a continuar las megacausas como la del juego clandestino que comprometió a funcionarios judiciales y políticos?

Tenemos que profundizar la división de poderes que durante muchos años en nuestra provincia, incluso en gobiernos nuestros, no era respetada. Las sociedades que tienen éxito son las que respetan esa división y que cada uno cumpla su rol. El nuestro es el de ser auxiliares de la justicia.

Usted fue diputado provincial en dos oportunidades. ¿Qué opinión tiene sobre la situación del senador Armando Traferri presuntamente vinculado a la red de juego clandestino?

No opino de nombres, la división de poderes tiene que funcionar en serio y avanzar en delitos como el lavados de activos. Nunca vi investigaciones tan fuertes como las que se dieron en estos días que en alguna medida es reivindicar al humilde laburante que te dice, con cierta razón, que las cárceles son para los ladrones de gallina. Son ejemplos fuertes que dar. Acá hubo decisiones de la justicia sobre delitos complejos bastantes discutibles hace años atrás. Parece que ahora nos pusimos los pantalones largos.

Saín presentó tres grandes proyectos de ley para reformar la policía. ¿Usted los va a impulsar?

Es un trabajo inmenso que hizo el ex ministro con su equipo. Claro que los vamos a poner a discusión porque para mí es muy importante que sean una realidad con los cambios que haya que hacerles porque no son una verdad revelada, son cientos de artículos y se pondrán sobre la mesa pero no podemos seguir teniendo una ley de la década del 50 cuando ni siquiera existía el narcotráfico. ¿Qué pretextos van a usar para no discutir estas reformas? ¿Saín y los twitt y su verborragia? Ahora está Lagna y en privado recibí el apoyo de muchos dirigentes fuertes de la oposición, que agradezco. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com

Te puede interesar