Elecciones. La izquierda como tercera voz

Opinión 30 de junio de 2021 Por Visión Política
Por Alejandro Bodart
tres700

En toda América Latina viene creciendo la izquierda. Es que millones de trabajadores, mujeres y jóvenes, hartos de los políticos del sistema y su ajuste eterno, buscan otras alternativas. Esto también se expresó en Jujuy en la elección del 27: pese al fraude y al piso proscriptivo, nuestro FIT Unidad salió tercera fuerza provincial, segunda en capital y primera en Palpalá, la principal ciudad obrera jujeña: sumamos un concejal en capital y dos en Palpalá, incluida nuestra compañera Betina Rivero, del MST.

Así, desde la izquierda y en unidad, podemos ser la tercera voz. Una alternativa distinta para salir de esa inútil grieta derecha-PJ, ya que más allá de sus roces, ambos defienden este capitalismo de ajuste y dependencia. El Frente de Todos decía ser distinto, pero en realidad es más continuidad que cambio. Es inaceptable que 7 de cada 10 pibes hoy estén en la pobreza, sigan los despidos, nos precaricen la vida y dejen a los pibes sin futuro.

Por eso en todo el país, miles y miles de trabajadores, mujeres y jóvenes sienten decepción y bronca ante el gobierno de Alberto Fernández y su tibieza frente a los Vicentín, el FMI, Club de París, las corporaciones y demás poderosos. “No lo voté para esto”, nos dicen. Esperaban algo distinto y no esta malaria y desigualdad, donde la mayoría pagamos los costos y unos pocos privilegiados se siguen enriqueciendo.

En todo el país hay más espacio político a izquierda. Por eso desde el MST propusimos una gran PASO de toda la izquierda, propuesta que todo nuestro frente debería asumir. Desde el MST ya hemos definido ir a internas en el FIT Unidad, conmigo y con Vilma Ripoll como candidatos a diputados nacionales por la Provincia y con Cele Fierro en la Capital.

Proponemos una gran unidad de toda la izquierda, en base a un programa anticapitalista y socialista, donde podamos convivir con diferencias. Con rotación real de cargos, espacio para todas las voces y sin hegemonismos. Y abierto también al activismo y las personalidades independientes de izquierda, a la izquierda social y cultural.

Por desgracia, a 10 días del plazo para las alianzas, Manuela Castañeira (Nuevo MAS), que en 2019 nos pedía PASO al FIT-U, rechaza la propuesta de unidad. Ahora le plantea debatir sólo a Del Caño, pero sin antes responder sí o no a una PASO para concretar la unidad. Si acepta, sería bueno debatir entre todas las fuerzas que lo integremos. Si no, es sólo una maniobra.

Similar error comete Luis Zamora y su grupo porteño AyL. Castañeira y él deberían dejar atrás ese personalismo y divisionismo, tan funcional a las fuerzas del sistema. Y lo mismo el PO Tendencia, que se dice a favor de unas PASO de la izquierda, pero en Jujuy rechazó integrar el FIT-U y no llamó a votarlo, aunque era la única lista de izquierda.

Vengo recorriendo la Provincia de Buenos Aires para acompañar las luchas y demandas sociales: a las y los compañeros de la salud y demás trabajadores, a las mujeres y disidencias, a la juventud precarizada. Como en todos lados, acá la peor pandemia son los ricos, banqueros, sojeros agroexportadores y el puñado de familias dueñas del 32% de las tierras. Vidal ya gobernó para ellos y nos hundió. Y Kicillof es puro relato, pero también arruga y su ministro Berni es tan represor como Patricia Bullrich.

Las y los bonaerenses necesitamos una izquierda que diga las cosas como son, decidida a ir a fondo, con medidas radicales para terminar con los privilegios de los ricachones, la casta política y la burocracia sindical. Una izquierda firme y dispuesta a dar vuelta todo. Con mi candidatura, la de Vilma y Cele, desde el MST buscamos aportar a ese cambio urgente que hace falta. Fuente: primerapagina.info y periodismodeizquierda.com

Te puede interesar