El "Lilito" Toty Flores duro con el gobierno: “La retención de vacunas es una forma de clientelismo"

Nacionales 02 de julio de 2021 Por Visión Política
El dirigente social contó que no se anotó para recibir la vacuna porque consideró “que había otra gente que la necesitaba”, pese a tener 67 años y ser diabético.
PRXJ7EILF5GO7KVWOETN5HKQCE

El diputado nacional de Juntos por el Cambio, Toty Flores, conversó con LN+ y criticó al oficialismo por lo que hay “detrás de su discurso”. “La retención de vacunas es una forma de clientelismo”, criticó entonces.

Además, el dirigente social contó que no se anotó para recibir la vacuna porque consideró “que había otra gente que la necesitaba”, pese a tener 67 años y ser diabético. “No me anoté, porque consideré que no era esencial. Me contagié y estuve una semana con oxígeno. La pase mal, no tuve dolores, pero lo más fuerte fue la pérdida del tiempo y del espacio”, contó al recordar lo que vivió en mayo, cuando dio positivo. Y añadió: “En esa semana, perdí diez kilos”.

Luego, Flores siguió con su relató y contó que finalmente se vacunó “por presión” de su familia. También analizó el operativo sanitario, la distribución de dosis y el vacunatorio VIP. Sobre ese último punto, puntualmente, dijo: “Quedo demostrado que la corrupción te afecta a vos, mata”.

En línea con esto, señaló: “Si fuese por su discurso, estaría con ellos, pero detrás de todo eso hay una mirada y una acción perversa. Eso te mata. No se puede dialogar con ellos para llegar a acuerdos. Y cuando el Estado no llega a la gente, se produce un quiebre”.

La retención de vacunas es una forma de clientelismo; porque clientelismo no es lo que te prometen, sino cuando te meten miedo por lo que te van a sacar. Tienen la vacuna que viene de Rusia, y son ellos los que garantizan esa segunda dosis que puede venir”, dijo entonces.

Flores, como referente barrial que -luego de años de militancia en La Matanza- llegó al Congreso de la Nación, analizó también la realidad de los movimientos territoriales en la actualidad: “Las organizaciones sociales son sectarias, no son como el viejo puntero que se preocupaba por la comida y por los remedios. Primero los hacen ir dos o tres meses a los piquetes, y después les dan las cosas”. Fuentes: primerapagina.info y lanacion.com.ar

Te puede interesar