Sin reelección a la vista, los intendentes buscan destino, La Cámpora aprovecha una ley de Vidal

PBA 15 de julio de 2021 Por Visión Política
El 64 por ciento de quienes hoy administran comunas no podrá reelegir en 2023. 
alberto-descalzomario-ishii-ygustavo-menendez

Por el impedimento que impone la ley 14.836, decenas de concejales y consejeros escolares, dos senadores de relevancia en el funcionamiento parlamentario y diez diputados quedarán fuera de las listas legislativas que se cerrarán el 24 de julio. La normativa, votada por la Legislatura en 2016, limita a una única vez la reelección de intendentes, concejales, legisladores y consejeros escolares. 

Dentro de las disposiciones transitorias, el texto establece que se toma como primer período el de entrada en vigencia de la ley, y por ello alcanzó a quienes fueron votados en 2013 y tenían mandato hasta 2017. También a los bendecidos por los sufragios en 2015. Es por ello que quedan comprendidos los intendentes elegidos ese año que renovaron en 2019. Se trata de 87 jefes comunales. El 64 por ciento de quienes hoy administran comunas no podrá reelegir en 2023. 

Esa disposición transitoria, que aparece en el artículo 7 de la ley, es la que muchos tuvieron la intención de voltear este año, mediante la vía judicial, para abrir la puerta a una interpretación que también alcanzará a las próximas elecciones generales. El argumento es simple: ninguna normativa puede tener alcance retroactivo, y en este caso contabiliza el mandato vigente cuando se votó la ley. Hay legisladores que estaban en su último año y medio de gestión cuando entró en vigencia, y ese período se les toma como válido. Es el caso de quienes no pueden renovar este año. 

image_2021-07-14_105139

Pero el camino legal, por cuestiones políticas, quedó estancado. La promesa del presidente Alberto Fernández a los alcaldes peronistas de avanzar en la revisión quedó sumergida en un oleaje que nunca llegó a destino. A menos de dos semanas del cierre de listas, la cuestión no fue resuelta y se postergó. Perjudica a quienes no podrán buscar un nuevo mandato ahora y llena de incertidumbre a los intendentes. La idea de corregir sigue vigente, pero haber dilatado la cuestión más allá de las elecciones de este año es haber dejado pasar un tren, sin que nadie pueda tener la plena certeza de que vendrá otro. 

A los intendentes se los van a llevar a empujones, no va a salir la re-reelección, y con eso queda el camino libre para que avance el plan de La Cámpora” de instalar sus propios candidatos en los distritos, se quejó un peronista avezado en cuestiones partidarias. En tanto, un alcalde del Conurbano, preocupado por la dilación del asunto, afirmó: “(Martín) Insaurralde y Máximo (Kicrhner) se habían comprometido a que esto salía en marzo, pero lo fueron dilatando y no pasó nada. Si no salen las reelecciones de los concejales y legisladores este año es un mal antecedente”. 

El intendente de Lomas de Zamora y el jefe de bloque de diputados del FdT, junto a Sergio Massa, están al frente de las negociaciones, también convenidas con el presidente Alberto Fernández. El combo de esos acuerdos era que el jefe de Estado asumiera la presidencia del PJ nacional, Máximo se hiciera cargo del PJ bonaerense y los alcaldes, además de tener lugares en esas dos mesas tuvieran el camino liberado para buscar, al menos, una reelección más, en 2023. Hasta ahora, lo único que se efectivizó es la asunción de Fernández en el Partido Justicialista, mientras que es un hecho que en diciembre, el hijo de Néstor y Cristina quedará al frente del PJ provincial. La revisión de los mandatos está por verse. 

dce866b73ec395c8fde79b68ffb24e67

Un jefe comunal que trabaja en el tema y tiene contacto fluido con la Rosada dijo que no hay controversia y mostró confianza sobre la posibilidad de avanzar después de las elecciones, entre diciembre y marzo. Es lo que prometió Alberto Fernández cuando pidió que se postergara la discusión y que la misma no fuera parte de la disputa política en medio de la crisis sanitaria. Con la excusa de que tampoco podía avanzar, por cuestiones legales, la asunción anticipada de Máximo en el PJ, y que no era conveniente mostrarse ante la sociedad en distracciones partidarias, el Presidente pidió dar el debate fuera del calendario electoral y fuera de la pandemia. 

No obstante, hasta los más optimistas reconocen que la cúpula del Frente de Todos dilató las cosas y los fue llevando hasta el yugo de la cercanía del cierre de listas. El tiempo se acotó y la presentación judicial que se pensaba hacer quedó sin el espacio temporal necesario como para que la Justicia resuelva antes de los comicios. “Se debería haber hecho en febrero o marzo”, lamentó un jefe comunal de la zona sur. “Nos fueron llevando y ahora se hizo tarde”, reconoció. 

En rigor estaba acordado de antemano que la cuestión se resolviera antes de las elecciones legislativas de este año. Y aunque todavía queda un resquicio (ver infografía), parece casi imposible que quede zanjada en la previa de esos comicios. El acuerdo, señalan los intendentes, incluye a Massa, quien apoyó la ley y siempre se mostró reacio a modificar el texto. También tendría el visto bueno de Máximo, quien ha dicho a los alcaldes que no está de acuerdo con la limitación de mandatos. Los jefes poder. El síndrome del pato rengo los acechará puertas adentro y, si bien la mayoría tiene una fuerte ascendencia sobre su espacio político local, la imposibilidad de seguir siendo los jefes distritales les abrirá disputas internas por la sucesión. 

sergio-massa-equilibrista-del-poder-1156189

Los intendentes del peronismo enarbolan la bandera, pero también hay interés en solucionar el meollo de parte de alcaldes de Juntos por el Cambio. Y estos hicieron los deberes. Vía concejales sondearon en uno de los juzgados contenciosos administrativos del Departamento Judicial de San Martín sobre la posibilidad de plantear la inconstitucionalidad. La respuesta los satisfizo. En consecuencia, también tienen en claro cuáles deben ser los términos de la presentación. 

Solamente les falta la venia política para avanzar y conseguir un anhelo que los persigue desde que consiguieron retener el distrito hace dos años: tener la posibilidad de quedarse, por lo menos, hasta 2027.

image_2021-07-14_104814

Pueden ir por otro mandato

Medio período más por haber sido elegidos como concejales, una decena de intendentes de la Provincia, que fueron elegidos en 2019 pero ya estaban a cargo de los ejecutivos municipales, no tendrá inconvenientes para buscar la reelección en 2023, pese a que llevarán más de un período como jefes comunales. Es que estos alcaldes fueron elegidos en 2015 como concejales y luego quedaron al frente de las intendencias porque los jefes comunales votados ese año dejaron la gestión luego de dos años de mandato; la mayoría porque emigró a cargos legislativos. Emilio Cordonnier (Ayacucho), Marcos Pisano (Bolívar), Marisa Fassi (Cañuelas), Andrés Watson (Florencio Varela), Ramón Capra (General Alvear), Juan Manuel Alvarez (General Paz), José Nobre Ferreira (Guaminí), Jaime Méndez (San Miguel) y Manuel Passaglia (San Nicolás) son los nueve intendentes que transitan por esa circunstancia. A ellos se les suma Ignacio Pugnaloni (Hipólito Yrigoyen), quien cumplimentó los últimos meses de Jorge Cortés, fallecido en un accidente de tránsito antes de las elecciones generales de 2019.

image_2021-07-14_104907

Por el impedimento legal

Una docena de legisladores bonaerenses queda al margen, por la limitación legal no podrán renovar mandato este año solo dos senadores, pero de mucho peso, ya que se trata de los presidentes de los dos bloques que se reparten la Cámara Alta: Gervasio Bozzano, del Frente de Todos, y Roberto Costa, de Juntos por el Cambio. En tanto son 10 los diputados que no podrán aparecer en las boletas de este año. Por el oficialismo, Marisol Merquel, Gabriel Godoy y el massista Pablo Garate, todos de la Sexta sección. Precisamente, de la región sur de la Provincia surge la mayoría de los legisladores imposibilitados de buscar el tercer mandato. Además de los tres del FdT hay dos de JxC: Santiago Nardelli y Rosío Antinori, quien, en realidad, lleva seis años en la Legislatura, ya que ingresó en 2015, en reemplazo de Héctor Gay, cuando este fue elegido intendente de Bahía Blanca. Por Juntos por el Cambio quedarán también al margen los radicales Sandra París (Segunda sección) y Diego Rovella (Octava). Fernando Pérez y María Elena Torresi, ambos en el bloque Cambio Federal, más Mario Giacobbe, de la bancada 17 de Noviembre, ingresaron en 2017 por Juntos por el Cambio y ya venían de otro mandato; entonces, tampoco podrán ir por la re-re. Fuentes: primerapagina.info y latecla.info

Te puede interesar