¿Quién es el impostor para CFK? En el Instituto Patria, a AF y a Cafierito los ven como "Parásitos"

Nacionales 12 de agosto de 2021 Por Visión Política
IMPOSTORES

La unidad les duele. Ayer alcanzó una pequeña historia para provocar una tormenta: en la foto publicada por el PJ para festejar el triunfo de hace dos años en las primarias, faltaba nada menos que Cristina Kirchner. La comunicación partidaria está a cargo de Cafiero.

Gracias a la indignación de los seguidores de la vicepresidenta, trascendió un pormenor gracioso: en el Instituto Patria a Fernández y a Cafiero los llaman “Ki-taek” y “Ki-woo”. Cuando se indaga en esos enigmáticos sobrenombres, la respuesta sigue siendo misteriosa: Por temas asiáticos, preguntar en Olivos”.

3740579

¿Cómo se hace cuando un colapso productivo convive con un descalabro monetario y fiscal? Pablo Gerchunoff se hizo esa pregunta hace más de un año y contestó: “No sé”. Es probable que nadie sepa. Y tal vez sea por esa razón que la campaña electoral evita esta pregunta y prefiere convertirse en un torneo de chicanas.

El acertijo, de todos modos, reaparece. Disfrazado. En el corazón del kirchnerismo acaba de abrirse una discusión en cuyo fondo palpita ese interrogante. Si se revisa el panorama conceptual que ofrece hoy la política, tal vez se trate del único debate al que vale la pena prestarle atención.

image_2021-08-12_140721

De un lado, Juan Grabois, denunciando la situación de los que están sumergidos en la pobreza y requieren del auxilio del Estado. Del otro, Andrésel CuervoLarroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, arguyendo que la única política social exitosa es la creación de empleo, y que la asignación de asistencia a los más vulnerables no debe ser tercerizada en los movimientos sociales. En un país que ya superó el 42% de pobreza, es difícil encontrar una controversia más relevante.

Es obvio que se trata de un entredicho de poder. Desde el estallido del año 2001 está en disputa el control de la relación con los pobres. Punteros contra piqueteros. Intendentes contra líderes sociales. Los cuatro años de Cambiemos agravaron el problema: Mario Quintana y Carolina Stanley forjaron una alianza con Grabois y con el Movimiento Evita.

image_2021-08-12_140514

Este último terminó siendo el sostén territorial de Florencio Randazzo en 2017, en una aventura electoral destinada a perjudicar a Cristina Kirchner, que remaba contra una corriente muy adversa para regresar al poder.

El pasaje de Juan Zabaleta desde la intendencia de Hurlingham al Ministerio de Acción Social reactivó el conflicto. Los dirigentes sociales se lo hicieron notar con los aplausos con que despidieron a su antecesor, Daniel Arroyo, convertido por un instante en revolucionario.

Como el Che Guevara. O como Alberto Fernández. Alrededor de la vicepresidenta están inquietos por otras señales, menos nítidas. ¿Emilio Pérsico y FernandoChinoNavarro estuvieron detrás del intento de toma de la municipalidad de Lomas de Zamora la semana pasada? Suena disparatado. Pero hubo quienes defendieron esa tesis ante consultas de la señora de Kirchner.

Son detalles anecdóticos al lado de la pelea estructural. Larroque, que expresa a La Cámpora y es apreciado por los intendentes del PJ, levantó la bandera de la creación de empleo.

Te puede interesar