Monzó duro con Vidal: "Hay candidatos a gobernador, no como en 2015 cuando tuvimos que inventar uno"

PBA 30 de agosto de 2021 Por Visión Política
20190625164746_vida

Emilio Monzó camina por las calles de La Plata y dice que extraña la rosca cotidiana que lo tenía como protagonista cada vez que la función pública lo trajo a la capital provincial. Dice que el diálogo es lo suyo y lo avalan el reconocimiento de todos los sectores con el que dejó la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación, un lugar exigente en tiempos del gobierno de Mauricio Macri y Juntos por el Cambio.

Su crítica hacia el gobierno del cual formó parte desde ese lugar sigue estando presente aunque intenta que sea menos resonante. "Son muchos los palos que se recibe", dice en confianza. Y cree que el armado que lidera Facundo Manes, del cual forma parte como precandidato a diputado nacional en tercer lugar, es la gestación de algo más grande que tendrá impacto en la definición de los candidatos a presidente y gobernador en 2023. Y él se anota en esa carrera: "Estoy preparado para cualquiera de los dos lugares", sentencia.

"Por suerte ahora hay muchos candidatos a gobernador, no como en 2015 cuando tuvimos que inventar uno", dice como una tardía confesión sobre la designación de María Eugenia Vidal en aquella oportunidad. Y como está en La Plata, sentado en un sillón, opina sobre su relación con Julio Garro y sobre las aspiraciones del intendente platense, quien ratificó que el próximo candidato a gobernador del espacio ahora denominado Juntos debe ser un intendente y que él mismo está dispuesto a dar la discusión.

imagen_2021-08-26_120952

-¿Cuál es su mirada sobre ese posicionamiento de Garro?

-Está bien esa mirada. Que el gobernador sea de la provincia de Buenos Aires y que haya pasado por el ejercicio y la experiencia en una gestión municipal le da un valor agregado importante, le da el conocimiento de la provincia y de los actores. Y por supuesto quien es intendente en la ciudad capital tiene un valor agregado aún. Así que todo el que tenga una pretensión de gobernar la provincia y sea de la provincia y haya hecho su trayectoria aquí, bienvenido a la competencia. Lo bueno de este proceso es que hacia el 2015 tuvimos que inventar un candidato a gobernador, en este caso está Jorge Macri, está Julio Garro, Diego Valenzuela, lo bueno es que todos quieren ser gobernador. La otra vez escaseaban y ahora abundan y con estas herramientas de las PASO todos esos potenciales candidatos van a tener la posibilidad de competir para llegar al sillón de Dardo Rocha.

—¿Cómo está la relación con Garro teniendo en cuenta que hay funcionarios de origen peronista que en algún momento se referenciaron con el monzoísmo?

—La relación es buena, no sólo con Garro sino con todos los intendentes de este espacio. Acá hay unas PASO que plantean diferencias más conceptuales que de fondo y esto no implica tener una mala relación con los intendentes a los que les toca en estas circunstancias apoyar a Diego Santilli (el primero de la lista adversaria en la interna). El día 13 de septiembre o el 12 a la noche serán nuestros candidatos. Y ellos son nuestros intendentes. No ha variado la relación en lo más absoluto.

 —Pero en La Plata el peronismo o dirigentes que vienen del peronismo y en algún momento se referenciaron en el monzoismo tienen un peso bastante importante dentro de Juntos, en el sector del intendente que hoy está del otro lado. ¿Cómo es el vínculo con ellos?

—Hay vínculos pero a mí me exceden las relaciones particulares. No es algo que conozca pormenorizadamente. No sé si hubo dificultades o si hay alguna grieta profunda entre esos dirigentes políticos. Pero por parte mía siempre va a estar la predisposición del diálogo. Acá nos obliga a suturar si hay alguna diferencia en el transcurso de las PASO el día después, porque el objetivo nuestro tiene que ser ganar la provincia de Buenos Aires y todos estar juntos. Entiendo que las internas a veces se convierten en internismo y provocan heridas en la propia competencia, pero los que conducimos tenemos la responsabilidad de unificar todo el espacio político.

—¿Siente que el espacio quedó bien representado en la lista platense que acompaña a Manes en La Plata?

—Somos varios peronistas, es un espacio bien amplio y el cierre fue bueno no solo en La Plata, donde tenemos en Jorgelina López a la segunda candidata a diputada provincial, sino en toda la provincia de Buenos Aires porque se respetó esa amplitud, se tuvo como prioridad representar a todos los sectores en las listas de diputados nacionales y provinciales, así que La Plata no fue excepción, me siento bien representado. Fue bastante prolijo y todos tuvimos una participación y una consideración. Mucha generosidad de Manes y de la UCR, con la idea de buscar figuras para poder ganar y no tener en cuenta la distribución partidaria sino la distribución mirando para afuera y eso ha hecho que el espacio esté conformado por todas las partes.

imagen_2021-08-26_121247

—¿Cómo se compite en desigualdad de condiciones contra las estructuras de los intendentes, como es el caso de Garro pero que se debe repetir en otros lados?

—Se compite con mucha garra, épica y con herramientas como las redes sociales que en parte dificultan pero también facilitan elementos para diferenciarse con las ideas. Vemos como ejemplo lo que pasó en Perú que un profesor terminó presidente casi con nada. Si la ola comienza a contagiarse no hay estructura y sistema que la pueda contener y acá puede pasar lo mismo. Hay que hacer un esfuerzo y generar la épica para convencer y eso no es fácil. A mí me ha tocado ser oficialismo u oposición y son dos circunstancias distintas.

—¿Hay lugar para la épica peronista en una lista dominada por el radicalismo?

—Hay lugar para la "vieja política", aunque parezca no estar bien visto eso desde el punto de vista del marketing. Y ahí tiene que surgir la épica. Por qué no podría darse acá que dirigentes del radicalismo que han quedado marginados y del peronismo que no es el kirchnerismo gesten eso. En este espacio hay una amplitud, está Joaquín de la Torre, mi caso, Margarita Stolbizer, quienes respiramos la vieja política, esa que permite dialogar, la que no es confrontar todo el tiempo, la que entiende que el antagonismo y la polarización es improductiva, que las transformaciones se hacen a través de ceder y dialogar. Desde ahí se puede generar una épica.

imagen_2021-08-26_121327

—¿Pero no es una amplitud muy reducida? Porque la única incorporación es Stolbizer, el resto son los mismos de siempre divididos en dos listas.

—Pero es un buen paso. Porque si no se hubieran dado las PASO con estas dos listas, la amplitud no hubiera existido. La aparición de Manes y el haber hecho estas PASO van a ser la causa por las cuales Juntos va a triunfar. En el 2019, desde el punto de vista del esquema electoral fuimos derrotados por no tener una amplitud o una amplitud tardía cuando se fue a buscar a último momento a (Miguel) Pichetto. Manes es un emergente de la causa de esa derrota, Manes va a ampliar el espacio, es ir hacia el centro y va a aportar mucho, porque con Manes se le puede ganar al kirchnerismo, sin Manes y sin esa amplitud vamos a volver a perder. Sin estas PASO el espacio político hubiera quedado administrado de manera unitaria, en algunos casos rayando la soberbia, desde la ciudad de Buenos Aires.

—¿Observa a Manes un emergente nacional de cara a las presidenciales?

—Emergentes nacionales después de estas PASO vamos a ser muchos. (Martín) Lousteau, Manes, mi caso, Horacio Rodríguez Larreta, Alfredo Cornejo y el propio Gerardo Morales. Pero lo mismo que dije para la provincia. Lo bueno que tiene este espacio es que vamos a tener muchos candidatos a presidente de la Nación. A uno le va a tocar el lugar pero el resto son cuadros que tienen aptitud para ocupar lugares en un futuro gabinete, mucho más amplio y consolidado. Llegamos mucho mejor al 2023 que a 2015, cuando fuimos un esquema electoral para ganarle al kirchnerismo, ahora somos un esquema para gobernar mejor que el kirchnerismo.

imagen_2021-08-26_121427

—¿Pero no hubo poca presencia peronista en las listas como para pensar en amplitud?

-Peronistas somo todos, así que somos muchos. Diego Santilli viene del peronismo, yo vengo del peronismo, De la Torre, Julio Garro si no me equivoco también (risas), todos somos peronistas. Tal vez sobre representación, pero por lo menos creo que hay una buena representación. Claro que de acá a 2023 aspiraría a que la tercera vía, los (Juan Manuel) Urtubey, las Graciela Camaño, los Florencio Randazzo, toda esta generación tiene que estar detrás de un objetivo común. Pero esto que está ocurriendo es la parición de un nuevo espacio generacionalmente distinto y mucho más amplio en la visión política.

—¿Cuál es el lugar de Macri?

—Tiene un rol de líder, el tema es para qué. A mi me gustaría que esté por encima de las vicisitudes internas de la coyuntura, que sea una especie de estadista magnánimo. Para decirlo bien simple, no me gustaría que vuelva a ser candidato.

—¿Es posible que gane Santilli, alguien que viene de Buenos Aires, cómo va a ordenar eso?

—Va ordenar la prioridad pero no va a salvar la dificultad. Eso que se inició ahora (con Manes) no termina con el resultado electoral. Puede ser Santilli y va a ser superador porque va a ser el resultado de lo que decide la gente. Pero la discusión llegó para quedarse. De acá a 2023 seguramente la Provincia va a elegir un candidato de la provincia de Buenos Aires. Porque la mayoría de los dirigentes bonaerenses queremos terminar con esto de que nos gobierne alguien de la ciudad de Buenos Aires.

imagen_2021-08-26_121607

—¿Usted sigue teniendo aspiraciones de gobernar la provincia de Buenos Aires?

—Sí por supuesto, las voy a seguir teniendo. Me gustaría gobernar el país o la provincia de Buenos Aires, para cualquiera de los dos lugares creo que tengo la suficiente experiencia por haber sido desde concejal, intendente, diputado de la provincial, ministro de la provincia, ministro de la capital, presidente de la Cámara de Diputados. Tengo el conocimiento de todos los actores y del Estado, lo cual me gustaría plasmarlo en una candidatura a gobernador o presidente de la Nación. Y si tengo que apoyar a cualquier otro candidato que tenga las mismas pretensiones, así será.

—¿Y quien está mejor posicionado?

—Seguramente es Rodríguez Larreta, porque tiene una gestión muy buena en la Ciudad de Buenos Aires y eso es una vidriera importante. Pero hay otros que son los que mencioné. Fuentes: primerapagina.info y 0221.com

Te puede interesar