Mar Chiquita: un barrio privado pone en peligro una reserva

Municipios 03 de mayo de 2021 Por Visión Política
Mar-Chiquita-Reserva-Natural-6-1-890x500

El Concejo Deliberante de Mar Chiquita aprobó una polémica ordenanza que habilita una rezonificación en una de las reservas naturales que tiene el Partido, en donde se quiere construir un barrio privado.
 
El proyecto inmobiliario en cuestión se encuentra frenado desde hace varios años a raíz de la denuncia de vecinos y ambientalistas, que basados en estudios científicos demostraron que la construcción podía afectar gravemente la biósfera natural que existe en esa zona.

image_2021-05-03_163148

En Mar Chiquita se encuentra la única albufera del país, un accidente geográfico que conecta la famosa laguna de la localidad con el mar atlántico, a penas separada por un cordón de arena. Por esta razón, el parque atlántico fue declarado reserva mundial de la Biósfera en 1996 por la UNESCO, en el marco del programa MAB (de su sigla en inglés, “Man and biosphere”). Solo existen en la actualidad 15 reservas de biosfera como la de Mar Chiquita en toda Argentina.

El día 28 de este mes en otra sesión vergonzosa, como ya nos tienen acostumbrados, se aprobó por tercera vez una ordenanza que busca tapar el sol con la mano, permitiendo construir countries en uno de los lugares con mayor diversidad y más frágiles de nuestro país”, aseguraron desde la Asamblea “SOS, Salvemos nuestra Albúfera”.

Los vecinos contaron que la ordenanza se aprobó en medio de un “clima enrarecido”, con varios de los "inversores presionando fuera del recinto” y con la prohibición total de entrar a miembros de la comunidad.

De una vez por todas el Ejecutivo Municipal y estos ´representantes´ tienen que entender que son cómplices de un negociado fenomenal que de concretarse generaría un enorme ecocidio”, manifestaron.

Lo realmente contradictorio, es que la ordenanza que aprobó de forma inmediata el HCD de esa localidad (con el rechazo del bloque de Juntos por el Cambio) desconoce una medida cautelar que dictaminó el juez Salas, en donde ya se había prohibido avanzar con la construcción del barrio privado, denominado “Lagos del Mar”.

El amparo judicial del magistrado se basó en un informe exhaustivo que brindó la Universidad Nacional de Mar del Plata, en donde se advirtió que, de continuar con las obras en la reserva, las “consecuencias ecológicas serían muy graves”.

Entre estas, un posible “aumento de riesgo de inundaciones por perturbación de los humedales”, la “eliminación, reducción y fragmentación del pastizal pampeano”, así como una “alteración de la calidad y cantidad de aguas, tanto subterráneas como superficiales”.

El proyecto de ordenanza viene siendo apurado por el oficialismo y en particular por el intendente de Mar Chiquita, Jorge Paredi (Frente de Todos), quien se ha manifestado públicamente a favor del emplazamiento de ese barrio privado. No es, sin embargo, distinta a la opinión de otros mandatarios que gobernaron esa ciudad.

En junio del año pasado, el indente Paredi decidió presentarse en la causa para pedir que la justicia revea una ordenanza que sancionó su antecesor, el exintendente Carlos Ronda (Juntos por el Cambio), en donde se planteaba una rezonificación y dejaba la puerta abierta para la construcción del barrio náutico “Lagos del Mar”.

Una ordenanza que tiene muchas similitudes a otra que se había votado durante sus primeros dos mandatos (2003-2015) y que mostró a las claras que no existe grieta entre ambos mandatarios cuando se trata del emplazamiento del barrio privado.

Aun así, el amparo judicial impediría que la rezonificación avance, más todavía si se tiene en cuenta que ese proyecto aprobado por el HCD local, deberá ser ahora evaluado por las autoridades de la provincia de Buenos Aires. Habrá que esperar si la gestión de Axel Kicillof difiere de la ex administración de María Eugenia Vidal, sobre este punto en particular.

 image_2021-05-03_161932

PRESIONES DEL SECTOR INMOBILIARIO

Según le explicaron a este medio algunos de los principales actores que se oponen al levantamiento de este barrio privado en plena reserva natural, habría “una intención de los inversores para que las obras se avancen y se haga ruido”, a pesar de tener una traba judicial enorme. En ese sentido, parte de la política local habría actuado en esa sintonía.

Uno de los interesados en la construcción de “Lagos del Mar”, son Capital Trusts S.A. y DSV Desarrollos Inmobiliarios SRL, así como también al Municipio del Partido de Mar Chiquita. El vínculo está aceitado: durante los días en que se sancionó la última ordenanza que permitía la construcción del predio, era frecuente ver al responsable de la empresa desarrolladora DSV Desarrollos Inmobiliarios, Ignacio de Las Carreras, adentro del despacho del exintendente Ronda.

Por ese entonces, los vecinos y ambientalistas que se oponían a la ordenanza no eran recibidos por las autoridades. Pero también, hay un dato que deja dudas sobre los orígenes de la desarrolladora mencionada: en 2011 se constituyó con un capital de tan solo $12.000 mil pesos. Un fondo irrisorio para solventar los gastos que conlleva una obra de este tipo.

"Todavía estamos a tiempo, esta ordenanza no va a convalidarse porque es inconstitucional, clandestina e ilegítima, como las anteriores, pero este country (y todos los negociados que la ordenanza habilita, es decir muchos barrios privados más, cadenas de hoteles y destrucción masiva) es una clara ventana de lo que entiende por ´desarrollo el neoliberalismo´", cerraron desde la asamblea vecinal que se opone a la construcción de este barrio privado. Fuentes: primerapagina.info e infocielo.com

Te puede interesar