La Corte de la Vergüenza Suprema: Rosatti junto a Rosenkrantz y Maqueda manejan el máximo tribunal

Nacionales 26 de septiembre de 2021 Por Visión Política
horacio-rosatti-20210923-1234574

Horacio Rosatti es el nuevo presidente de la Corte Suprema con el respaldo de Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz, que queda como vicepresidente del máximo tribunal de Justicia.

La decisión se tomó pese a que Ricardo Lorenzetti no participó de la reunión virtual, razón por la cual su colega Elena Higton de Nolasco solicitó una prórroga del acuerdo.

image_2021-09-24_125726

Pero la mayoría de Rosatti, Maqueda y Rosenkrantz se impuso y no le concedió la prórroga, por lo que la jueza se abstuvo de votar. Rosatti asumirá como presidente el próximo 1° de octubre.

El faltazo de Lorenzetti acaso no tenga que ver con su participación en un congreso internacional -como informó la Corte- sino con su deseo de volver a la presidencia del tribunal, un objetivo para el que trabajó con énfasis en los últimos meses. A tal punto que en la política se lo indicaba como quien estaba detrás de un polémico proyecto presentado por diputados de Cambiemos para modificar la forma de elección del presidente de la Corte, un texto a medida del rafaelino.

Rosatti es un jurista de larga trayectoria y reconocido dirigente del peronismo de Santa Fe, aunque no está alineado con el gobierno de Alberto Fernández. Esto a pesar de que compartió gabinete con el presidente cuando fue ministro de Justicia de Néstor Kirchner.

image_2021-09-24_125752

El santafesino fue designado para la Corte por Mauricio Macri, que en primera instancia lo designó por DNU en una maniobra que todavía genera polémica. En el kirchnerismo hay quienes sostenían que el mandato de Rosatti y Rosenkrantz estaba viciado de nulidad por haber aceptado ser designados por DNU.

A pesar de que Macri lo eligió para ese lugar la buena relación de Rosatti con el gobierno de Cambiemos duró muy poco, hasta que el juez votó en contra de los tarifazos. El ex presidente lo consideró su peor error en materia judicial y hace poco lo acusó de tener un "sesgo anticapitalista".

A Rosatti se le reconoce una muy buena cintura política para moverse en la Corte, una habilidad que durante el gobierno de Macri fue clave para desplazar a Lorenzetti e imponer a Rosenkrantz. Luego los dos santafesinos formaron un bloque para aislar a Rosenkrantz por su alineamiento automático con el macrismo. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar