El mercado aprieta a Guzmán previo a las elecciones: buscan cerrar con el FMI antes de fin de año

Nacionales 28 de septiembre de 2021 Por Visión Política
GUZMANINUTIL

Las variables macroeconómicas muestran escaso margen para que Alberto Fernández continúe oponiéndose a un acuerdo con el Fondo Monetario con cuatro años de gracia y seis más para devolver los compromisos que la semana pasada Guzmán empezó a pagar: las reservas netas no alcanzan para estirar la negociación con el FMI y defender al peso de una nueva devaluación que el mercado empezó a descontar para después de las elecciones del 14 de noviembre.

Las reservas internacionales alcanzan para sostener la trayectoria del dólar hasta las elecciones en noviembre, pero no mucho más; salvo que se eche mano a los dólares de los Derechos Especiales de Giro que envió en agosto el FMI. La señal de escasez en el mercado la dio el mismo Banco Central al empezar a vender cada vez más futuros de dólar.

image_2021-09-27_122441

No importa si con operaciones en el mercado de futuros el año pasado no solo Pesce y Guzmán controlaron el dólar, sino que además lograron generarle ganancias al Banco Central. Esta vez la señal es distinta porque las reservas netas se van a cero en un contexto de debilitamiento político y pérdida acelerada de reservas y no aparecen en el horizonte dólares extra como los que generó la última cosecha. Por ende, la venta de futuros es leída como el "último cartucho" del Banco Central.

Así lo resumió el analista de mercados Francisco Uriburu: "El mercado no está mirando la emisión, que ya es alta, sino el incremento en las posiciones abiertas en el mercado de futuros. Dieron la señal equivocada".

Si el nuevo acuerdo con el FMI se cerrara antes de diciembre, el nivel de reservas se vería disminuido menos que por la totalidad de los USD 4.334 millones

Pese al récord de exportaciones de agosto, el Banco Central perdió 243 millones de dólares de reservas brutas que fueron más que suplidas con el ingreso de 3.842 millones de dólares del FMI, y en septiembre en solo tres semanas se perdieron 1.010 millones de dólares de las reservas.

Con esta aceleración, desde la consultora Econviews de Miguel Kiguel alertaron esta semana que al 21 de septiembre quedaban 829 millones de dólares de reservas líquidas, dentro de un mes habrá 366 millones de dólares y para comienzos de noviembre el poder de fuego del Banco Central sería exclusivamente el de los DEGs -que se necesitan para seguir cancelando deuda con el FMI hasta tanto se llegue a un acuerdo- o quemar los 3.556 millones de dólares en oro que le quedan al Banco Central

image_2021-09-27_122246

Precisamente por eso, el mercado cree que a Alberto Fernández  le conviene darle luz verde a Guzmán para cerrar el acuerdo con el FMI antes de fin de año y evitar el pago de 1.880 millones de dólares el 22 de diciembre . Así podría tener espaldas con las que defender el peso, además de descomprimir el horizonte macroeconómico con un nuevo acuerdo con el FMI.

Mientras tanto, las señales de que el mercado espera una corrección cambiaria están a la vista. En su último informe, la consultora Analytica advirtió por el deterioro de la calidad de la hoja de balance del Banco Central y, desde Quinquela Fondos de Inversión analizaron en profundidad los motivos reales de la presión para devaluar después de las elecciones y llegaron a la conclusión de que  hay un ritmo de emisión que hace difícilmente sostenible la trayectoria del dólar oficial con estabilidad de la brecha cambiaria.

Como adelantó este medio, para Quinquela no hay una atraso cambiario que justifique una devaluación, sino todo lo contrario, una devaluación sería contraproducente para la economía real: "En primer lugar, el nivel de Tipo de Cambio Real del dólar oficiales está claramente dentro de los máximos de los casos analizados. Además, tanto el salario real como el salario en dólares están en los mínimos de los casos analizados. Es decir que no hay margen para que toleren nuevas caídas".  

image_2021-09-27_122513

"Si el nuevo acuerdo con el FMI se cerrara antes de diciembre, el nivel de reservas se vería disminuido menos que por la totalidad de los U$S 4.334 millones. De todas formas, la letra intransferible aumenta los activos en dólares del BCRA e, incluso asumiendo esterilización plena de los pesos contra pases / Leliqs, no afecta la posición patrimonial del BCRA ya que los activos en dólares aumentarían lo mismo o más que los pasivos remunerados", dijeron en Analytica, la consultora que dirige Ricardo Delgado.

"En conclusión, la situación del balance del BCRA es delicada pero lejos de situaciones de fragilidad que desemboquen en crisis al estilo de las pasadas. Su estado es el resultado de la acumulación de desequilibrios en los últimos años y es, ni más ni menos, que un buen termómetro de la fragilidad macro actual", agregaron. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar