Aníbal resultó ministro para tapar al "Chivo": Rossi no pudo volver al gabinete por el veto de CFK

Nacionales 27 de septiembre de 2021 Por Visión Política
ANIBALROSSI

El desembarco de Aníbal Fernández al gabinete para reemplazar a la antropóloga Sabina Frederic en el Ministerio de Seguridad fue un capítulo aparte en las frenéticas horas que se vivieron hace una semana con las tensiones internas del gobierno estalladas tras haber perdido las PASO.

Según fuentes al tanto de las pujas por la conformación del nuevo gabinete, Alberto Fernández insistió hasta último momento con la vuelta de Agustín Rossi a su equipo luego haber tenido que dejar Defensa para desafiar a Perotti en la interna santafesina. El ex ministro fue doblado en votos por Marcelo Lewandowski, el candidato de la lista que acordaron el gobernador y Cristina, en una tensión que anticipó la guerra abierta entre el Presidente y su vice, que estalló después de las primarias.

image_2021-09-27_123141

Alberto fue quien entusiasmó a Rossi para que compita contra Perotti, a través del entonces jefe de Gabinete Santiago Cafiero. Para ello, el ex ministro llevó a la vicegobernadora Alejandra Rodenas en la boleta quien reporta al senador Armando Traferri, cada vez más complicado en la causa que se investigan sus vínculos con la mafia del juego clandestino de Santa Fe.

Traferri y el grupo de senadores que lidera, mantienen un enfrentamiento durísimo con Perroti, a quien por lo bajo incluso le llegaron amenazas de intentar en acuerdo con la oposición una eventual destitución, amenaza que se diluyó luego que la rechazara de plano por el radical maximiliano Pullaro.

image_2021-09-27_122912

Cuando Cristina se enteró que Rossi podía regresar al gabinete, para esta vez para encabezar Seguridad, puso el grito en el cielo, bloqueó su regreso y no dudó en apoyar, una vez más, al gobernador Omar Perotti, uno de los más interesados en la cartera que tiene a cargo las fuerzas federales.

Ante la resistencia de Cristina, Alberto le pidió un nombre a su vice y el Ministerio de Seguridad terminó recayendo en Aníbal Fernández quien centró toda su atención en la provincia de Perotti desde el primer minuto en que se supo su designación. Fue el primer gobernador que recibió. Luego de ello, este jueves se reunió con el ex ministro y actual titular de la Oficina de Investigaciones, Marcelo Saín, para intercambiar información sensible sobre las causas penales más importantes vinculadas al narcotráfico, lavado de activos y otros delitos complejos que en los barrios más pobres se traducen en homicidios casi a diario. Sain fue quien impulsó la investigación que desnudó los vínculos de Traferri con el juego clandestino.

Cristina cuando se enteró que el nombre de Rossi volvía a figurar, esta vez para estar al frente de Seguridad, puso el grito en el cielo, le bloqueó la vuelta al gabinete y no dudó en apoyar, una vez más, al gobernador Omar Perotti, uno de los más interesados en la cartera que tiene a cargo las fuerzas federales

La prioridad de Aníbal por Santa Fe no es casual. Sucede que el balance que se hace en la provincia del primer año y medio de gobierno nacional es particularmente negativo y no solo por las dificultades económicas sino por decisiones de alto impacto en el resultado de las PASO, como el cierre de las exportaciones de carne que fue un cimbronazo para una de las principales provincias productoras.

La malograda estatización de Vicentín, anunciada por el presidente en una conferencia de prensa donde no había un solo representante santafesino que derivó en un levantamiento de las localidades del norte provincial, fue otro de los pasos en falso que le achacan a Nación: "al gobernador ni lo consultaron", decían los funcionarios por aquellos días.

image_2021-09-27_122934

De hecho, Juntos por el Cambio supo aprovechar aquel error y Dionisio Scarpin, intendente de Avellaneda, ciudad de origen de la agroexportadora concursada, fue el compañero de fórmula de la ex periodista Carolina Losada que se impuso en la primarias. En el departamento del norte provincial, la lista de Scarpin arrasó.

Una semana antes de las elecciones, cuando Rosario atravesaba una escalada de violencia extrema con seis crímenes en menos de 24 horas, la entonces ministra de Seguridad Frederic se negó a enviar refuerzos federales a Santa Fe

En ese contexto, en el gobierno de Perotti lo que más molestó fue la falta de acompañamiento ante la crisis de seguridad. Una semana antes de las elecciones, cuando Rosario atravesaba una escalada de violencia extrema con seis crímenes en menos de 24 horas, la entonces ministra de Seguridad, Sabina Frederic se negó a enviar fuerzas federales. Las declaraciones terminaron de irritar a los funcionarios de la Casa Gris que venían hacía rato reclamando mayor compromiso del gobierno nacional en materia de seguridad.

Ahora, el arribo de Aníbal al gabinete y la predisposición que mostró en las primeras horas llevó tranquilidad a Perotti con quien diseña un esquema orientado a cortar el aceitado vínculo de las mafias con las financieras ilegales y sectores de la política y la justicia, engranajes de un mismo mecanismo que en su cara más cruel riega de sangre las calles de los barrios populares en guerras sin cuartel por el control territorial para la venta de drogas. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar