Lorenzetti busca calmar los ánimos: la Corte Suprema se convirtió en un cabaret a punto de estallar

Nacionales 10 de octubre de 2021 Por Visión Política
bhq7ehycmaasmyk

En el marco de la conmoción producida en la Corte Suprema de Justicia de la Nación tras la designación de Horacio Rosatti como nuevo presidente del cuerpo y del reciente aviso de renuncia de Elena Highton, el supremo Ricardo Lorenzetti buscó bajarle la tensión a las internas del Máximo Tribunal afirmando que “la Corte no puede dar una imagen de que lo único que hay son disputas internas”.

no-hay-nada-que-ver-aqu

Durante una entrevista radial de este miércoles por la tarde, el magistrado añadió:

La responsabilidad institucional frente a la población es muy importante y no puede dar una imagen de que lo único que hay son disputas internas. Tenemos que mantener cierta responsabilidad institucional. La Corte seguirá funcionando normalmente

En este sentido, recordó que él mismo estuvo más de diez años como presidente del cuerpo y nunca hubo este tipo de “problemas”: “Se fue el doctor Zaffaroni, el doctor Petracchi falleció, después falleció Argibay, se retiró Fayt y nunca hubo ninguna conmoción ni este tipo de rumores que hoy hay”. Creo que no hay manera de que una institución funcione en base a trascendidos, le hacen daño, es una cuestión de seriedad y de respeto”, insistió Lorenzetti.

Respecto de sus recientes denuncias sobre la designación irregular de Rosatti como nuevo presidente de la Corte, también buscó minimizar la disputa: “No podemos disminuir la enorme trascendencia que tiene una Corte Suprema en una disputa menor. Nosotros nos conocemos hace muchos años. Cuando yo entré a la Corte Rosatti era ministro de Justicia, fue el que me recibió. También estuve cuando él era procurador. Además, nuestra responsabilidad es dialogar, consensuar, hablar. Y es normal que haya disidencias”.

image_2021-10-07_113753

Hace unos diez días Lorenzetti había denunciado que la elección de Rosatti no era “ética ni razonable”, comparándola con la del magistrado menemista Julio Nazareno y afirmando que la votación adolecía de “vicios” que “ya habían sido superados hace más de una década”. “Repite uno de los vicios de algunos de los jueces de aquella composición del Tribunal, moral y jurídicamente descalificados”, sostuvo, afirmando que estos actos afectaban “gravemente” la credibilidad de la Corte.

Para terminar, el magistrado anticipó que el reemplazo de Highton podría ser una mujer: “La Corte, de acuerdo al decreto 222, tiene que tener una integración equilibrada en materia de género. Es una decisión del Poder Ejecutivo el que nomina, pero supongo que será una mujer, es importante”. Y, aunque remarcó que la ampliación de los miembros de la Corte es una decisión del Congreso”, insistió en la necesidad de avanzar con una reforma profunda: “Si queremos un poder judicial independiente, hay que darle los instrumentos para que se puedan elegir los jueces de manera rápida, la autonomía presupuestaria, las reformas procesales necesarias… Todo eso lo venimos solicitando desde 2007 y nunca se logró. Esto debe ser una política de Estado”. Fuentes: primerapagina.info e informepolitico.com.ar

Te puede interesar