Anibal pisa fuerte: el empresario rosarino preso por lavar plata del narco y sus contactos en España

Nacionales 19 de octubre de 2021 Por Visión Política
Anibal-Fernandez-2009

La investigación ordenada por el juez federal de Rosario Marcelo Bailaque junto a la Policía Federal y fuerzas provinciales sobre un bunker de drogas que operaba desde el corazón de Villa Banana, una de las barriadas más pobres de Rosario, derivó en 23 allanamientos y la detención de un conocido empresario de las finanzas y desarrollos inmobiliarios, Gustavo Shanahan quien estuvo al frente del Puerto de Rosario y comprometido en la justicia española.

A través del operativo Cuevas blancas, el sugestivo nombre que le dieron al trabajo de inteligencia que comenzó en mayo pasado, volvió a dejar al descubierto los lazos que unen el negocio del narcomenudeo, que se extiende por las zonas marginales con cuevas financieras en la city rosarina como ocurrió con el crimen del barra de Newell's Coto Medrano meses atrás.

image_2021-10-18_122253

En esta ocasión, tareas de inteligencia sobre un bunker del centro de la villa en la zona sudoeste de la ciudad que comandaba desde el penal de Marcos Paz el piloto de aviones Julio Rodríguez Granthon, de origen peruano, empezaba a arrojar datos reveladores sobre el circuito de la droga y el dinero ilegal que llegaba a las casas de cambio para su blanqueo. 

Por medio de escuchas telefónicas, filmaciones y trabajo en el territorio de agentes encubierto se fue siguiendo el rastro de la banda del reconocido narcotraficante, todo coordinado por el juez federal en Rosario, Marcelo Bailaque y la fiscal Adriana Saccone y titular de la Procuraduría contra el Narcotráfico (PROCUNAR) el fiscal Diego Iglesias.

image_2021-10-18_121956

Las pericias no se interrumpieron hasta mediados de la semana pasada cuando policías de civil quedaron expuestos en plena tarea en el medio del barrio. Luego de una balacera, que terminó con un oficial herido, se decidió adelantar los 23 allanamientos para la madrugada del viernes y evitar que la banda y sus financistas tengan tiempo de ocultar las actividades.

Como resultado del operativo se secuestró más de 34 millones de pesos y 30.500 dólares, armas largas y una cantidad sorprendente de municiones, además de cocaína pura, químicos para cortar y elementos de fraccionamiento y empaquetado.

Pero lo que más conmoción generó fue la detención de Gustavo Shanahan, un empresario muy conocido de Rosario que se dedicó al desarrollo inmobiliario, gerenció varias sociedades comerciales y fue el administrador de Terminal Puerto Rosario desde el 2010 cuando desembarca Vicentín para hacerse cargo del puerto multicargas de la ciudad.

En 2014, el nombre de Shanahan adquirió relevancia mundial cuando en España explotó el escándalo de corrupción y cuentas en paraísos fiscales del empresario y ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol Ferrusola.

Según reconoció el mismo Pujol, poseía fondos millonarios no declarados en distintos destinos internacionales, uno de ellos fue en el puerto de Rosario donde inyectó 12 millones de dólares en negro y se hizo de la mayoría del paquete accionario cuando Shanahan estaba al frente de la empresa. A partir de allí, el empresario local era señalado en España como uno de los testaferros de Jordi Pujol.

image_2021-10-18_122008

A su vez, Shanahan enfrentó varias causas en los tribunales de Rosario como la demanda que le hizo el agente de bolsa y actual presidente de la entidad, Daniel Nassini, por adeudarle 25 mil dólares que derivó en la quiebra del empresario o los reclamos millonarios que debió cubrir cuando desarrolló Los Pasos del Jockey, un country de lujo en terrenos adyacentes al Jockey Club de Rosario del cual fue autoridad.

Ahora, su encarcelamiento por presunto lavado de activos de dineros del narcotráfico terminó de complicar la situación del empresario pero por sobre todo, de consolidar un línea inédita en la lucha contra el crimen organizado: la de escalar en las estructuras delictivas siguiendo la ruta del dinero hasta dar con financistas, cúpulas policiales o funcionarios judiciales y políticos.

 Van quedando en evidencia las triangulaciones entre los búnker de drogas, que se disputan a fuego y sangre el territorio en los barrios pobres y las cuevas de dinero donde se vuelca lo ganado al circuito legal que van a financiar emprendimientos inmobiliarios o negocios legales

La causa del juego clandestino que puso entre las rejas a dos fiscales, uno de ellos el encargado de la regional Rosario y ubicó como organizador al senador Armando Traferri fue el expediente que dio señales del inicio de un Mani Pulite santafesino que comenzó con el gobierno de Omar Perotti y motorizó el entonces ministro de Seguridad Marcelo Saín, ahora a cargo de la Oficina de Investigaciones.

Pero el tema no quedó allí, el crimen del financista Hugo Oldani destapó otros vínculos institucionales con el delito mientras van quedando en evidencia las triangulaciones entre los búnker de drogas, que se disputan a fuego y sangre el territorio en los barrios pobres y las cuevas de dinero donde se vuelca lo ganado al circuito legal que van a financiar emprendimientos inmobiliarios o negocios legales. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar