Lo importante en el principado de Córdoba: "No hay herederos naturales en el peronismo cordobés"

Provincias 26 de octubre de 2021 Por Visión Política
FYVJJMXX7VGPLBYGF6PNUESMZ4

Hay entusiasmo en su equipo, pese a la derrota que aparece en el horizonte del 14 de noviembre: Natalia de la Sota, portadora del apellido más importante de la política cordobesa durante el siglo 21, suma kilómetros de campaña, y con ellos, dicen quienes miran las encuestas, imagen positiva hacia el futuro imperfecto de 2023.

No da pistas sobre lo que viene para ella. Sólo dice que "no hay herederos naturales" en la conducción del peronismo cordobés, y reclama que haya inteligencia en la construcción que sucederá a este Hacemos por Córdoba. Ella, está claro, quiere ser socia activa del próximo armado, en el que quizá haya lugar para dirigentes kirchneristas si aceptan disciplinarse y camuflarse.

image_2021-10-25_120648

Dice que le da "tristeza" que los funcionarios nacionales y Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau bajen a Córdoba para apuntalar a sus respectivos candidatos, en el marco de la grieta que se cava a lo largo del país. "Son fuerzas que trabajan en la derrota ajena", dice de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Y lanza una chicana: "¿Cómo se posicionarán esos legisladores nacionales a la hora de discutir los inequitativos subsidios que tiene la ciudad de Buenos Aires; votarán en contra de sus jefes políticos?".

-Fuiste una de las primeras dirigentes cordobesas en acercarse a Alberto Fernández, incluso durante la campaña cuando Schiaretti despegó la lista de diputados nacionales. ¿Cómo te sentís hoy con la tirantez entre Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos?

-Nunca me fui de Hacemos por Córdoba. Que en ese momento yo haya aceptado una invitación con quien podría ser presidente no implica más que eso: tener buen diálogo y trasladar mis inquietudes de que no podíamos volver a tener relaciones Nación-Provincia como las que tuvimos, y que para Córdoba tuvo un costo altísimo. Fue una oportunidad y la tomé. Humildemente le expresé que no podíamos volver a esa situación.

Nunca me fui de Hacemos por Córdoba. Que haya aceptado una invitación con quien podría ser presidente no implica más que eso: tener buen diálogo y trasladar mis inquietudes de que no podíamos volver a tener relaciones Nación-Provincia como las que tuvimos, y que para Córdoba tuvo un costo altísimo. 

-¿Creés que la página de desencuentros Nación y Córdoba fue dada vuelta, como dice el Frente de Todos?

-La relación ha sido otra. Pero ahora lo que está en discusión es la mirada federal que el Gobierno nacional había prometido y que en los hechos fue distinto; planteamos que hay deudas históricas con Córdoba, como los subsidios o las retenciones al campo, recursos que deberían venir a Córdoba para impulsar un círculo virtuoso si esos recursos llegasen a Córdoba.

image_2021-10-25_120205

-¿Por qué creés que se perdió esa "mirada federal'' en el Gobierno nacional?

-Se pierde en las administraciones nacionales porque prevalece el peso electoral de la provincia de Buenos Aires.

-En medio de la campaña, Schiaretti se posiciona como un opositor al Gobierno nacional. Más allá de los discursos, ¿la Nación está cumpliendo con Córdoba?

-Las relaciones deben ser correctas siempre, en el marco del diálogo. En un contexto electoral las discusiones toman otro volumen. Las obras que la Nación anuncia, proyecta o financia en Córdoba, no son más de lo que corresponde. Córdoba aporta millones de dólares, así que el Gobierno nacional no nos hace un favor.

Las obras que la Nación anuncia, proyecta o financia en Córdoba, no son más de lo que corresponde. Córdoba aporta millones de dólares, así que el Gobierno nacional no nos hace un favor.

-¿Cuál es la salida a la crisis política del Gobierno nacional?

-La salida es con más diálogo, con mejores ideas, con sentar a todos a una mesa respetando las distintas opiniones y buscando una salida entre todos. En tiempos de crisis es cuando más necesitamos demostrar madurez política. No podemos vivir enojados esperando que al otro le vaya mal. Hay millones de argentinos en el medio que necesitan soluciones reales.

-¿El diálogo con la oposición y otros sectores? ¿Qué margen hay para rechazar la convocatoria?

-La convocatoria al diálogo debe ser sincera y con un único objetivo: encontrar nuevas respuestas a los viejos problemas que tenemos. Siempre voy a apostar al consenso porque esa es nuestra impronta. Siempre dialogar será prioridad, hace a la buena política. Pero entiendo que debe tener objetivos honestos y sin especulaciones. Debemos apostar a una construcción colectiva seria, sensata, desde el sentido común.

image_2021-10-25_120229

-¿Ves a futuro la unificación de los dos peronismos en Córdoba? ¿Puede Hacemos por Córdoba contener a los peronistas del Frente de Todos, sobre todo después del resultado de noviembre?

-Tenemos una identidad muy marcada. Hacemos por Córdoba es peronismo y 19 fuerzas más. La realidad es que somos distintos. Hacemos por Córdoba es una fuerza provincial; así que es un poco difícil.

-En 2023, por primera vez, el peronismo provincial irá a una elección sin sus dos líderes...

-Sí, va a ser una situación claramente distinta para nosotros después de tantos años. Pero tenemos para recordar cómo se transformó esta provincia. Con nuestros aciertos y errores, transformamos Córdoba, hemos dado a los cordobeses una certeza. Aunque sea distinto, no creo que sea complicado que los cordobeses valoren lo que hemos hecho.

No creo en herederos naturales. Habrá una renovación de dirigentes, y deberemos ser inteligentes y generosos para mantener lo que hemos logrado. Cuando hay que defender un proyecto de tantos años, se necesitan mesas redondas, sin cabecera.

-¿Llaryora es el heredero natural de la sucesión?

-No creo en herederos naturales. Habrá una renovación de dirigentes, y deberemos ser inteligentes y generosos para mantener lo que hemos logrado. Cuando hay que defender un proyecto de tantos años, se necesitan mesas redondas, sin cabecera.

image_2021-10-25_120241

-¿Cómo se acomodan a la ola ganadora sobre la que está montado Juntos por el Cambio desde una fuerza provincial como Hacemos por Córdoba?

-Somos muy claros en lo que proponemos, y esa es la mejor estrategia. Salirnos de esta lógica de buenos y malos, de una dinámica en la que no encontramos las soluciones. No hemos encontrado acuerdos mínimos para comenzar a proyectar. En Córdoba podemos demostrar que hay un método posible de consensos sobre puntos básicos para beneficiar a amplios sectores. Entiendo la seducción de la grieta, del guapeo, pero qué le proponen a Córdoba en concreto. Ahora un candidato (Rodrigo de Loredo) propone el PPP (Plan Primer Paso, de promoción del empleo juvenil); pero es un programa que por ley funciona en Córdoba, entonces ¿qué le propone a los cordobeses?, ¿cumplir lo que dice la ley? Es triste que vengan de Buenos Aires a hacer campaña a Córdoba. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar