UCR salió de shopping? "Nos encantaría sumar a Javkin en JxC", afirmó (choborra) el mendocino Cornejo

Nacionales 01 de noviembre de 2021 Por Visión Política
imagen_2021-11-01_120019

Convocado con la consigna “el radicalismo volvió a la cancha” esta semana la UCR realizó un acto en el microestadio del club Ferrocarril Oeste en el que buscó escenificar su revitalización. Después de ocupar el rol de partenaire del PRO entre 2015 y 2019, la UCR quiere el papel protagónico; mucho más, después de la experiencia fallida encabezada por Mauricio Macri y la emergencia de nuevas figuras en el partido de Leandro N. Alem, como Facundo Manes, que complementan la presencia capilar del radicalismo en todo el territorio nacional. En este sentido, para el presidente del comité nacional del partido, Alfredo Cornejo, la UCR ya está en pie de igualdad con el PRO y las Paso expresaron un “equilibrio de fuerzas” en Juntos por el Cambio.

El diputado nacional y ex gobernador de Mendoza cuestionó la “mala praxis” del gobierno en la gestión del gobierno y la economía y planteó que en 2022 la alianza tiene que afinar un programa y recién al año siguiente definir los candidatos presidenciales. También analizó el triunfo de Carolina Losada y Dionisio Scarpin en la interna de JxC en Santa Fe y elogió al intendente de Rosario, Pablo Javkin, que hizo las inferiores en el radicalismo pero hoy tiene puesta la camiseta del Frente Progresista. “Nos encantaría sumarlo a este proyecto nacional”, reconoció Cornejo.
—¿Cómo ve el momento político del país post Paso?

En principio con preocupación por la situación social, pero derivada de la mala praxis del gobierno, que ha sido castigada el 12 de septiembre en las urnas. El mal manejo de la pandemia -en particular de la vacunación- y de la economía se conjugaron en un voto castigo al gobierno, que se canalizó a través de Juntos por el Cambio.

CORNEJO2

—¿Les preocupan las derivaciones de las tensiones en el Frente de Todos?

Sin dudas, pero son lógicas: es una alianza que se constituyó al sólo efecto de conquistar el poder y que se mantiene unida por conservarlo, pero que no tiene el más mínimo affectio societatis. No están unidos por los afectos pero tampoco por un programa, porque no lo hay. Además, en temas estructurales tienen diferencias insalvables, convive gente que piensa diametralmente distinto. Eso se nota, porque les cuesta orientar el país en una dirección.

Después de las Paso desde el gobierno plantearon la intención de convocar después de las elecciones a la oposición a discutir un acuerdo sobre políticas políticas de mediano y largo plazo, ¿Considera que Juntos por el Cambio tiene que ir?

Como línea general, estamos todos de acuerdo en que hay que lograr un acuerdo para sacar el país adelante. El tema es la oportunidad y las características de la convocatoria del gobierno. Primero se tienen que poner de acuerdo Cristina, Alberto y Massa sobre qué plan económico, qué tipo de reformas y acuerdo con el Fondo quieren, y después convocarnos a nosotros.

—¿El resultado de las Paso muestran un nuevo Juntos por el Cambio, con nuevos equilibrios internos?

Sí, por supuesto. Las elecciones han sido clave para el fortalecimiento de la fuerza, se compitió al interior de Juntos por el Cambio en 17 de los 24 distritos. Hay un equilibrio de fuerzas derivado de la legitimidad que dan las Paso, y ha habido varias sorpresas interesantes, como la performance de Manes en la provincia de Buenos Aires y el triunfo de Carolina Losada y Dionisio Scarpin en Santa Fe. Ha habido resultados muy equilibradores del liderazgo, dentro del radicalismo, del PRO y fundamentalmente de toda la coalición.

—¿A diferencia de lo que sucedía entre 2015 y 2019 el radicalismo ya está en pie de igualdad con el PRO?

Sin duda alguna.

Fuentes: primerapagina.info y lacapital.com

Te puede interesar