Narcolandia está en llamas: un ex jefe de la Federal en Santa Fe lideraba un grupo de narcopolicías

Provincias 07 de noviembre de 2021 Por Visión Política
6182e4fbba967_940_529!

La próxima semana, el Tribunal Oral santafesino condenará a Marcelo Lepwalts como cabecilla de una asociación ilícita dedicada al narcotráfico, aseguran fuentes judiciales. Será el jueves a partir de las 8, por delitos que cometió mientras se desempañaba como jefe de la policía Federal santafesina entre marzo de 2018 y mayo del 2019.

En abril pasado, Lepwalts recibió una condena a 4 años y 3 meses de prisión junto a sus subordinados Cristian Bogetti, Darío Duarte, Lucas Bustos, Carlos Gómez Navarro y Michael Arbildo, imputados por incumplimiento de deberes de funcionario público y abuso de autoridad, sustracción de elementos de prueba, cohecho, falsedad ideológica de documento público y tenencia simple de estupefacientes.+

Lepwalts lideró una organización delictiva con una finalidad recaudatoria que funcionó desde que asumió el cargo en la delegación

Ahora la Fiscalía recolectó los elementos suficientes para demostrar que los seis implicados conformaron una asociación ilícita: "Lepwalts lideró una organización delictiva con una finalidad recaudatoria que funcionó desde que asumió el cargo en la delegación", explicaron.

Lo que el fiscal general Martín Suárez Faisal se ocupó de demostrar durante el proceso iniciado la semana pasada es que tanto Lepwalts como los demás imputados "trabajaron bajo un plan común ideado, implementado, ordenado y controlado", que era el de obtener dinero mediante diferentes delitos vinculados al negocio del narcotráfico.

Aquí los fiscales resaltaron que la motivación de los uniformados era "estrictamente económica" (no política), y esto fue ratificado por los cinco miembros de la banda que se plegaron a un juicio abreviado a cambio de tres años de condena. Para Lepwalts piden ocho.

image_2021-11-04_094431

Por su parte, el jefe policial rehusó al proceso abreviado y durante el alegato de clausura sus abogados Pablo Gómez de Olivera y Matías Maluccio denunciaron la "falta de pruebas" contra su defendido y solicitaron la nulidad del proceso. Una estrategia sorpresiva y asentada en la posibilidad de que Casación, que tiene en sus manos la apelación del anterior juicio, les de un fallo favorable y haga caer la causa.

Una esperanza poco promisoria para el imputado. Durante su alegato, Suarez Faisal dio detallada cuenta de los movimientos de los agentes implicados, quienes configuraron "un sistema de recaudación ilegal nutrido cuanto menos por utilidades provenientes del narcotráfico y que tenía como objetivo principal el lucro de cada uno de sus integrantes".

Lepwalts y sus subalternos "idearon un mecanismo recaudatorio" con la intención "no solo de obtener dinero, sino también (de recoger) material estupefaciente de parte de personas vinculadas al narcotráfico mediante interceptaciones sorpresivas o durante la ejecución de medidas judiciales".

"Los resultados de estos procedimientos eran luego escondidos a las autoridades intervinientes, y el dinero obtenido era distribuido por partes iguales entre el personal policial que integraba el grupo", agregó la Fiscalía. En el caso del material estupefaciente, una porción era resguardada para "embagallar" futuros procedimientos.

La organización incluía el ofrecimiento a personas vinculadas a la comercialización de estupefacientes de cobertura policial a cambio de una suma periódica de dinero, hasta que se decidía que debían ser privados de su libertad ambulatoria por no resultar funcionales a este sistema

La organización liderada por Lepwalts "también incluía el ofrecimiento a personas vinculadas a la comercialización de estupefacientes de cobertura policial a cambio de una suma periódica de dinero, hasta que se decidía que debían ser privados de su libertad ambulatoria por no resultar funcionales a este sistema". Una de las personas implicadas en este mecanismo fue el narco Guillermo Kernc, procesado por trabajar en connivencia con la organización del ex comisario.

Durante los allanamientos a la oficina de Lepwalts, además, se encontró una caja fuerte con 42 mil pesos.

Una suma que no aparece vinculada a una partida oficial suministrada por los canales regulares ni proveniente de las áreas competentes en materia de asignación de recursos de la Policía Federal

La banda "se valía no solo de la información obtenida en el marco de su trabajo, sino también de informantes propios y del contenido de teléfonos celulares que eran secuestrados a las personas detenidas y luego devueltos a cambio de una suma de dinero".

La condena a Lepwalts es así la primera sanción a un jefe de la Federal en Santa Fe, pero no la única. Su reemplazante, el comisario Marcelo Valdés, fue detenido en septiembre del 2019 al llegar malherido a una estación de servicio ubicada en la autopista entre Buenos Aires y Rosario, luego de haber sido atacado a balazos por un grupo que, todo indica, extrajo de su auto un bolso cargado de metanfetaminas y anfetaminas.

Por este caso también fue acusado y detenido el segundo de la PFA de Santa Fe, el subcomisario Alberto Bellagio, mientras que Valdés fue nuevamente imputado por su presunta intención de desviar la investigación mediante un testimonio falso y borrando pruebas.

Debe señalarse además que la condena a 'Lechuga' Lepwalts llega a pocos días de que el gobernador Omar Perotti y los jueces federales concretaran una reunión inédita para solicitar al Congreso nacional que apruebe la reforma judicial. Allí pidieron superar la "condición raquítica" que hoy presenta la estructura federal santafesina dedicada a combatir el crimen y el narcotráfico. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar