Ese encanto de la "derrota digna": los analistas tienden a romantizar lo que en política no se perdona

Nacionales 13 de noviembre de 2021 Por Visión Política
los-pumas-australia-scaled

El Frente de Todos filtró en la última semana de la campaña que el resultado de las elecciones generales será peor que el de las primarias con el objetivo de dar una sorpresa el domingo si logra al menos achicar la diferencia en la provincia de Buenos Aires.

En la Rosada creen que pueden hacer un control de daños si recuperan uno o dos puntos respecto de septiembre y dan vuelta el resultado en La Pampa, donde el oficialismo perdió y de ganar se haría con dos senadores claves para sostener el quórum histórico del peronismo.

image_2021-11-12_095827

Con una recuperación en provincia, aunque sea mínima e implique una derrota a nivel nacional, en el oficialismo buscan evitar al menos la implosión de la coalición de gobierno, más aún con antecedente de la semana posterior a las primarias en la que el frente estuvo al borde de la ruptura.

Para tener el recurso del efecto sorpresa para el domingo, en el oficialismo dejan correr las encuestas que muestran que la diferencia no sólo no se recortó en la provincia, sino que dan a Diego Santilli muy arriba arriba de Victoria Tolosa Paz.

Sería más aconsejable recoger el guante y escuchar la derrota en las urnas, así como también le había pasado a Cristina en otros momentos en los cuales se pudo recuperar.

Por lo bajo, sin embargo, se entusiasman con los consejos del catalán Antoni Gutiérrez Rubi, que dice que en los últimos dos días antes de la elección se definen 1,7 millón de votantes y eso, junto a una mayor participación respecto de la bajísima afluencia en las primarias, podría jugarles a favor.

Los analistas le bajan el precio a esa estrategia. Mariel Fornoni, directora de Management & Fit, dijo que "uno o dos puntos de recuperación en la provincia es igual perder la provincia, y eso implicaría también una pérdida grande a nivel nacional, con lo cual no veo mucho para mostrar una recuperación".

Si se repite el resultado de las Paso al Gobierno no le sirve de nada, para pegar un golpe psicológico necesita ganar la provincia y dar vuelta La Pampa.

"Hay mil lecturas y podrían ser que se amplíe más el voto y que no pierdan la mayoría simple en Diputados", dijo Fornoni sobre las posibles "explicaciones" que puede dar el Gobierno ante una derrota. "Pero hay que agarrarlo con pelos el tema de vender esa derrota como si fuera un triunfo", advirtió la titular de M&F.

"Me parece que podría ser contraproducente, desde el punto de vista de la gente sería más aconsejable recoger el guante y escuchar la derrota en las urnas, así como también le había pasado a Cristina en otros momentos en los cuales se pudo recuperar", dijo. "Sería más inteligente eso que querer vender algo que en definitiva no es", explicó Fornoni.

Cristián Buttié, director de CB Consultora, dijo que "una reducción en la distancia con respecto a las PASO, sea cual sea, será presentado como un logro electoral por parte del Gobierno".

En efecto, en el oficialismo creen que si reducen la distancia de cuatro puntos a tres en la provincia, quedan en carrera para el 2023. "Si achicamos la distancia en la provincia, nos deja vivos para el 2023. En los dos años que vienen la economía puede crecer por rebote postpandemia, si el Gobierno logra no arruinarlo, estamos en carrera", afirmó una fuente del oficialismo.

El encuestador Hugo Haime dijo que "si se repite el resultado de las Paso al gobierno no le sirve de nada". 

"Para pegar un golpe psicológico, de los 9 ó 10 puntos que hubo de diferencia necesita bajar a menos de 5, ganar la provincia de Buenos Aires y dar vuelta La Pampa", dijo Haime. "El Gobierno necesita replantear muchas de las cosas que ha generado hasta ahora, darle certezas a la población y ponerse de acuerdo internamente", explicó. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar