Lucas en Bariloche se llamaba Santiago Arraigada: asesinado a manos de la policía y el país no lo vio

Nacionales 19 de noviembre de 2021 Por Visión Política
lucassantiago

Santiago Arraigada tenía 16 años, la información nos dice que fue encontrado sin vida en la tarde del 31 de octubre en la ruta de circunvalación en San Carlos de Bariloche. El resultado de la autopsia arrojó que fue brutalmente asesinado, y el autor materialmente responsable del hecho fue un miembro de la Policía de Río Negro. 

7173d5fe-6734-52c9-ba8b-2eba079c5333_mid

Lucas González, el joven de 17 años al que primero intentaron hacer pasar por delincuente y al que en el Hospital Penna de la Capital Federal le negaban el tratamiento por su supuesta condición, fue asesinado por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires con dos certeros disparos en la cabeza, la autopsia dirá que falleció como Santiago, por un paro cardio-respiratorio.

Pero Lucas tuvo mucha más "suerte", ser porteño o residir en la Capital Federal tiene sus ventajas. Él quizás vea desde algún lado cuántas personas se movilizaron por su asesinato al verlo casi en vivo y en directo, transmitido en cadena nacional por los canales de noticias (todos radicados en CABA). Los portales de noticias llenaron con testimonios de vecinos y amigos, incontables páginas y las redes se llenaron de un sentimiento de bronca y dolor como hacía tiempo no sucedía.

lg (5)

Tanta "suerte" tuvo Lucas, que hasta minutos antes de conocerse su desenlace fatal en el Hospital El Cruce de Florencia Varela, al cual fue derivado desde el Penna, iba a ser recibida la madre por parte del mismísimo Presidente de la Nación, Alberto Fernández.

¿Habrá imaginado Lucas, en los segundos finales de su corta vida, la repercusión que tendría su asesinato? Probablemente solo pensó en su madre, o en sus seres queridos, como lo hizo Santiago, allá en el sur del país rodeado por cerros y montañas de nieves eternas.

Pero Santiago, para el resto del mundo pasó casi desapercibido, solo una estadística más entre las miles que los organismos de DDHH llevan de los casos de asesinatos a manos de las fuerzas de seguridad. No tuvo suerte, en esa tierra lejana no hay señales de noticias que transmitan a todo el país las 24 horas lo que ocurre en la zona, nadie se entera de nada, salvo que aparezca alguien disfrazado de Mapuche en algún show de la Capital, porque al fin y al cabo en la patagonia viven los indios, los que se aguantan el frío que los porteños solo quieren tener 10 días al año para esquiar sin que nadie del lugar los moleste.

lucas-gonzalez-jugador-barracasjpg

Que "suerte" tuvo Lucas; será recordado. Seguramente, el club del fútbol en el que jugaba tendrá una bandera con su rostro, la liga hará un minuto de silencio en su honor; su familia recibirá una compensación dineraria y serán invitados a cuanto programa exista, serán entrevistados por los mejores periodistas que buscarán saber la comida favorita de Lucas, sus novias, qué hacía de su vida, etcétera...

En resumen, podemos preguntarnos simplemente cuánto vale una vida, y la respuesta brillará por los aires como las luces de neón de la calle Corrientes. Tu vida Santiago, para el porteño-centrismo no valía nada, eras uno mas del montón. Lo lamento pero así es la vida en la Argentina desde 1860. La desgracia de Santiago, fue morir asesinado lejos de la General Paz, aunque Lucas y él, podrían haber sido hasta compañeros de colegio.

Estoy seguro que a Lucas le hubiera importado saber de Santiago, si alguno de los medios y políticos que solo piensan en esos 200 kilómetros cuadrados porteños, le hubieran informado que apareció tirado al lado de la ruta, asesinado por la policía de Río Negro. Quizás esa información hubiera salvado la vida del mismísimo Lucas, si hubiese tenido la repercusión que tuvo su asesinato en Barracas, a minutos de la Casa Rosada. Fuentes: lamovidaplatense.info y primerapagina.info

Te puede interesar