Mirá lo que vas a hacer: Alberto se apoya en la CGT y la asociación empresaria para un ajuste brutal

Nacionales 28 de noviembre de 2021 Por Visión Política
Familias-pobres-4

Dirigentes sindicales, gobernadores y diversos sectores de la actividad productiva están abocados en fortalecer la institucionalidad y consideran necesario que en la Casa Rosada “haya una sola voz”. Entre los distintos encuentros programados con este propósito se prevé una reunión, antes de fin de año, de los principales dirigentes patronales, agrupados en la Asociación Empresaria Argentina (AEA), con la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT).
Asimismo, este miércoles el ministro de Economía, Martín Guzmán visitará la sede de la entidad gremial para hablar sobre el rumbo de la economía. Esta invitación es interpretada como un gesto concreto de los sindicalistas para mostrar que se apoya un eventual acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

GUZMANGEORGIEVA

La iniciativa de los sectores preocupados por la situación y el respaldo al primer mandatario -que tuvo una muestra pública con la masiva movilización que organizó la CGT junto las organizaciones sociales, el miércoles siguiente a las elecciones- busca “relanzar” el gobierno de Alberto Fernández.

Señalan la necesidad de que este apoyo se base en acuerdos concretos que deben incluir a la oposición. “Hay conversaciones permanentes con Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Facundo Manes, entre otros” precisaron a Ámbito quienes están trabajando para conformar el grupo que se encuentra elaborando una serie de principios o políticas como marco de contención.

Una de las decisiones importantes de este think tank fue que el peronismo deje de elegir a dedo sus candidatos y recurra a las primarias. Lo anunció el propio presidente durante su discurso en el acto del Día del Militante, propuesta que sorprendió a muchos que hasta la consideraron como fuera de tiempo. En realidad, Alberto Fernández, al hacerlo público, ratificó su compromiso con este grupo y buscó sentar bases para los dos años que le quedan de gobierno con miras a quedar mejor posicionado para el 2023.

alberto-fernandez-954424 (1)

Hasta el momento, las discusiones no dieron lugar a una forma orgánica –no es que se ha formado un determinado grupo de asesoramiento del gobierno-. Explican que “las conversaciones surgieron de manera informal entre los empresarios, sindicalistas, gobernadores y otros sectores preocupados por la inestabilidad política”.

Agregan que se guían por la Regla de Chatham House que consiste en un sistema para la celebración de debates y mesas redondas sobre temas controvertidos. El nombre proviene del Real Instituto de Asuntos Internacionales, con sede en Londres, también conocido como Chatham House donde surgió la regla en junio de 1927.

En su última versión de 2002, la regla reza “cuando una reunión, o una parte de una reunión, se convoca bajo la Regla de Chatham House (the "Chatham House Rule"), los participantes tienen el derecho de utilizar la información que reciben, pero no se puede revelar ni la identidad ni la afiliación del orador, ni de ningún otro participante”.

“Serán tiempos difíciles por las medidas antipopulares que habrá que encarar y, por eso, nos tenemos que ayudar porque habrá más conflictividad que aplausos” advierten.

De todas maneras, la intención es “generar cambios, no romper” argumentan varios de los dirigentes preocupados por la situación del país.

cristinaalbertomassa

Precisamente Cristina Fernández, en una carta dada a conocer este sábado, advierte que “es un momento histórico de extrema gravedad y la definición que se adopte y se apruebe (acuerdo FMI), puede llegar a constituir el más auténtico y verdadero cepo del que se tenga memoria para el desarrollo y el crecimiento CON INCLUSIÓN SOCIAL de nuestro país”.

La vicepresidenta aclara que “nadie está hablando de desconocer deudas” pero sin duda fija una vara alta a la negociación al recordar que durante su gestión y la de Néstor Kirchner se concretó la “quita más grande de capital e intereses que se tenga memoria”.

Consensos

En el diálogo permanente con el Presidente se busca “crear una nueva mesa chica” que aporte ideas al Poder Ejecutivo. La intención es que el plan plurianual sea al menos hasta el 2025 y que las políticas que se especifiquen tengan un marco de seguridad jurídica, “requisito imprescindible para atraer inversiones”. 

Pero en estos círculos saben que las medidas que se tendrán que tomar serán tan impopulares –haya o no acuerdo con el FMI– que se tienen que llevar a cabo desde una concertación política.

¿Por qué razón la oposición va a poner la cara para un programa de ajuste? “Porque saben que los ajustes y los cambios que hay que llevar a cabo son importantes para asegurar la gobernabilidad en 2023, cualquiera sea quien gane”.

Al respecto, allegados a Horacio Rodríguez Larreta afirman que “quiere ser presidente, pero sólo en un contexto en el que pueda gobernar”.

Por otra parte, la vicepresidente, en su última carta pública, deja en claro que la responsabilidad del acuerdo con el organismo multilateral “no es Cristina… son los y las 257 diputados y diputadas y 72 senadores y senadoras quienes tienen la responsabilidad legal, política e histórica de aprobar o no cómo se va a pagar y bajo qué condiciones la deuda más grande con el FMI”.

Previamente la expresidente indicó que “la lapicera no la tiene Cristina… siempre la tuvo, la tiene y la tendrá el presidente de la Nación. Y no lo digo yo, lo dice la Constitución Nacional. Que a nadie lo engañen sobre quién decide las políticas en la Argentina”. Fuentes: ambito.com

Te puede interesar