Democracia a la peruana: Castillo jaqueado y debilitado queda a pocos votos de la destitución

Mundo 12 de diciembre de 2021 Por Visión Política
Pedro-Castillo-Nueva-EFE-1280X720

El Congreso peruano rechazó un proceso de destitución contra el presidente, Pedro Castillo. Sin embargo, la situación es endeble y todo indica que la salida anticipada podría darse tarde o temprano.

La votación logró 46 de los 52 votos necesario para iniciar lo que se conoce como "moción de vacancia" que evalúa al jefe de estado por "incapacidad moral", una figura que se utilizó para presionar a Pedro Pablo Kuzcynski (que se fue antes de tiempo) y destituir a Martín Vizcarra.

image_2021-12-09_142355

Las bancadas que le dieron los 76 votos del rechazo fueron de partidos de centro como Alianza para el Progreso, Acción Popular y Somos Perú y los aliados de izquierda Perú Libre y Juntos por el Perú. Del otro lado, apareció la derecha encarnada  Fuerza Popular (fujimorismo), Renovación Popular y Avanza País.

El proceso debatido en el Congreso era el inicio del debate. Para eso se necesitaban 52 votos pero para destituirlo se necesitan 87.

Están a 6 votos de vacarlo y a 11 de destituirlo. En sistema político como el peruano puede pasar cualquier cosa 

LPO consultó al politólogo peruano Eduardo Salomón dijo que "es muy probable que vaya a ser vacado si sigue así". Al mismo tiempo aclaró que "están usando mal la vacancia, casi como un juicio político cuando nosotros no tenemos eso, el Presidente es inmune hasta acabar su mandato".

Los motivos para destituir a Castillo están vinculado a una reunión en una casa en el distrito de Breña con una representante que ganó una licitación y un ministro. Entonces, quienes lo acusan, asumen que fue parte de un hecho de presunta corrupción, dado que suele usarse el Palacio presidencial para este tipo de encuentros.

No fue transparente, entraron en contradicciones y la Fiscalia ya abrió investigación. Es muy informal pero no justifica una vacancia, esta medida extrema no es un mecanismo de control (Salomón)

"Su defensa que no es buena pero no le quedaba otra es que uso esa casa para temas personales y que todo lo público y estado se despacha en Palacio", añadió. 

Para el especialista "si bien no queda claro si incurrió en algo ilícito, en su defensa se ha hecho mucho menos escándalo con todos los ex presidentes que confundían público y privado todo el tiempo. PPK es conocido que trataba asuntos de gobierno con empresarios en un sauna por ejemplo, o Alán García que viajaba con Barata de Odebrecht hasta 20 y pico veces, y no hubo escándalo". 

image_2021-12-09_141901

Castillo tiene dos problemas de cara al sostenimiento de su mandato. El primero es político, ya que, los bloques que lo apoyan están peleados entre sí. Perú Libre tiene un sector que responde a Vladimir Cerrón y está distanciado de Castillo por la pérdida de espacios en el gobierno en manos de lo que califican como "izquierda caviar" en referencia al otro bloque liderado por Verónika Mendoza y el ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke.

La postura radicalizada de los cerronistas es un problema para acercar a los grupos de moderados y de centro que son claves para muchas votaciones y se referencias en la jefa de gabinete, Mirtha Vasquez

image_2021-12-09_142332

La otra dificultad es el apoyo social. En pocos meses de mandato, el maestro rural perdió capital político y su rechazo se ubica en el 62 por ciento de los votos. "Ha quemado su capital político, que era ser distinto al establistment en sus prácticas", aseguró Salomón.

Si bien el jefe de estado logró un poco de oxígeno, se especula que luego de las fiestas, los bloques opositores volverán a la carga. En ese aspecto, Eduardo Salomón detalló que "hay demasiados grupos de interés que se juegan el todo por el todo y necesitan vacar al Presidente. La principal interesa es Keiko Fujimori, no sólo por revancha sino porque el caos es su única apuesta para escapar a la justicia y la prisión". Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar