Otro lío para Alberto, que no tiene paz: duelo de intendentes pesados muestra la grieta interna

PBA 11 de marzo de 2021 Por Walter
multimedia.normal.a44741430428c7d7.53637265656e73686f745f315f6e6f726d616c2e6a7067

Es un tema sensible dentro del gobierno. Juan Zabaleta y Fernando Espinoza están enredados en una pelea feroz por la conducción de la poderosa Federación Argentina de Municipios (FAM).

Aunque por ahora subterránea, la pulseada entre el intendente de Hurlingham y el de La Matanza trajo algunos problemas al gobierno y hasta tuvo que intervenir el propio Alberto Fernández para poner paños fríos.

Zabaleta está decidido a presidir el organismo que Néstor Kirchner utilizó para hacer política junto a los intendentes. Este viernes, Juanchi viajó a Córdoba y firmó junto a autoridades de Villa María algunos convenios de cooperación, una excusa para apuntalar su candidatura en esa provincia y quedarse con el sillón de ese armado a nivel nacional.

Zabaleta está decidido a pelar por la FAM. Cuenta con apoyos en el Conurbano, pero no tiene respaldo en los intendentes del interior del país. Por otro lado no existe un consenso generalizado para que sea Espinoza el elegido.

La FAM está presidida por Javier Noguera, el alcalde de Tafi Viejo (Tucumán) quien se hizo cargo de ese espacio cuando la entonces intenta de La Matanza, Verónica Magario, fue electa como vicegobernadora de Axel Kicillof.

Los mandatos vigentes se vencieron en octubre pero fueron prorrogados. La idea es llamar a elecciones a fines de marzo. "Todo depende de que Zabaleta y Espinoza se sienten y lleguen a un acuerdo", dice una fuente desde dentro de la FAM.

Dentro de esa asociación de intendencias hay preocupación. Descreen que pueden postergar la fecha y una versión es que hay otros intendentes que están especulando con el enfrentamiento entre Zabaleta y Espinoza. Allí aparecen Walter Vuoto (Ushuaia) y Enrique Cresto (Concordia).

Durante los años de Néstor Kirchner la FAM estuvo presidida por Julio Pereyra, entonces intendente de Florencio Varela y hoy diputado provincial del Frente de Todos.

Sin embargo, durante el segundo mandato de Cristina Kirchner el poder del organismo decayó aunque recobró fuerza durante la gestión de Cambiemos. Es que la FAM fue un espacio de resistencia para los intendentes peronistas. En octubre de 2016 Magario ocupó la presidencia que dejó cuando el Frente de Todos ganó la elección en la provincia de Buenos Aires.

Por estos días el panorama es complicado. Zabaleta está decidido a pelar por la presidencia. Cuenta con apoyos en el Conurbano, pero no tiene respaldo en los intendentes del interior del país. Pero por otro lado no existe un consenso generalizado para que sea Espinoza quien suceda a Magario. 

En su favor, el Zabaleta puede decir sin exagerar que es uno de los intendentes más cercanos al Presidente y que cuenta con el apoyo del resto de los intendentes ‘albertistas'.

A fines de diciembre, el intendente de Hurlingham resistió -junto a Gustavo Menéndez y Fernando Gray- el desembarco de Máximo en el PJ bonaerense, sin embargo Juanchi cedió tras conversaciones con La Cámpora en donde pidió a cambio de ese respaldo presidir la FAM.

Por lo pronto, dentro del gobierno siguen de cerca la pulseada. Alberto no quiere que esa tensión se traslade al plano público. "No podemos llevarle problemas a Alberto. Esta tensión interna no puede trascender", dijo una fuente del peronismo. Fuente: lapoliticaonline
 

Te puede interesar