La bonaerense de Berni: otro caso de gatillo fácil pone en el precipicio la gestión del ex soldado

PBA 13 de diciembre de 2021 Por Visión Política
gatillofacil

El crimen de Luciano Olivera, el jóven de 16 años asesinado de un tiro por un efectivo de la policía bonaerense, generó una pueblada en Miramar. Las críticas de la población indignada son contra el intendente de General Alvarado, Sebastián Ianantuon y el ministro de Seguridad, Sergio Berni.

El intendente y el ministro de Seguridad cuestionaron a la polícía. Sin embargo, Kicillof aún no se manifestó. Ianantuony dijo que fue "innecesaria el tipo de actitud que tomó" el policía y reveló que le pidió a Berni el superintendente de la Región Atlántica II, Marcelo Larroca, asuma la investigación que por ahora llevan adelante el Ministerio Público Fiscal y la Policía Federal.

image_2021-12-13_154919

Por su parte, Berni dijo "no hay ninguna justificación" para explicar el crimen del adolescente y afirmó que el policía involucrado en el hecho, quien había festejado su propio cumpleaños pocas horas antes del asesinato, "hizo todo mal". El caso se suma al que enfrentó Rodríguez Larreta en la Ciudad y que despertó una ofensiva política de sectores del kirchnerismo porteño liderados por el diputado Leandro Santoro.

El caso recuerda al del asesinato de Lucas por la Policía Metropolitana que activó una ofensiva de sectores del kirchnerismo porteño liderados por Leandro Santoro.

El policía acusado del homicidio de Luciano reconoció haber disparado pero se negó a declarar ante la fiscal de la causa y seguirá preso en la Unidad Penitenciaria 44 de Batán. Se trata de Maximiliano González, quien se abstuvo de declarar frente a la fiscal Ana María Caro, que lo acusó por el delito de "homicidio agravado por ser funcionario policial en cumplimiento de sus funciones", que prevé la pena de prisión perpetua. 

"La autopsia confirma que un único proyectil le perforó el corazón, el pulmón derecho en la parte inferior y también ha tenido una lesión hepática que produjo la muerte casi de manera instantánea y salió a la altura de la espalda", dijo tras la audiencia la fiscal Caro en una conferencia de prensa en el hall del edificio ubicado en Tucumán y Almirante Brown.   

image_2021-12-13_154751

El adolescente de 16 años iba en moto rumbo a su casa y pasó por un control policial donde se encontraba el policía. Las primeras versiones dieron cuenta de que el patrullero persiguió al chico y le pegó un disparo en el pecho. La mamá del joven y los amigos lo encontraron tirado en el piso.    

 El hecho pone el ojo en la gestión de seguridad en la provincia de Buenos Aires y en los métodos de la bonaerense. Además, deja en evidencia las dificultades de Kicillof para intervenir en medio de las críticas a Berni, quien antes de las elecciones legislativas había anunciado su salida del gabinete.  

Antes de las legislativas de noviembre, sacudió en la opinión pública el crimen al kioskero en Ramos Mejía y, si bien en un primer momento se pensó que no tuvo consecuencias electorales, en el PRO aseguran que el episodio frenó la remontada del peronismo en La Matanza. 

 La inseguridad en la provincia es un tema que preocupa al Gobierno de cara a las elecciones presidenciales de 2023. Antes de las legislativas de noviembre, sacudió en la opinión pública el crimen al kiosquero en Ramos Mejía y, si bien en un primer momento se pensó que no tuvo consecuencias electorales, en el PRO aseguran que frenó la remontada del peronismo en La Matanza -que en efecto fue menor que en distritos vecinos como Quilmes o Lomas de Zamora- y eso le permitió a Santilli ganar la elección.

image_2021-12-13_154759

Otro cálculo que hacen en la oposición es sobre la mala imagen de Berni. En el PRO sostienen que el ministro puede generar empatía entre sectores de la sociedad con sus declaraciones de mano dura, pero esto no se traduciría en una mejora sustancial de la seguridad en la provincia. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar