Grabois se ve tomando el Palacio de Invierno: busca cosechar apoyos "K" enojados con el rumbo de Alberto

Nacionales 27 de diciembre de 2021 Por Visión Política
asfdasdasdfdfsa

“Les pido perdón si alguno se siente zarpado, pero no podemos seguir tolerando un país con 42% de pobres”. El cierre de la intervención de Juan Grabois durante un festival por los 20 años del estallido social de 2001 motivó la ovación de los presentes y le sumó condimentos a la discusión abierta al interior del oficialismo. Sin medias tintas, sus palabras buscaron delinear los contornos del tablero sobre el que el dirigente social pretende jugar en los dos años de mandato que le restan al Frente de Todos.

GRABOIS1

El referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) no se anduvo con vueltas al momento de plantear sus deseos políticos. “Sin esperar la varita mágica de nadie, tenemos que elegir un candidato o una candidata presidencial para disputar en las PASO un proyecto de transformación estructural en el país, ganar las elecciones y gobernar en 2023″, definió. Y trazó una línea en el calendario: “Tenemos 70 semanas para preparar un programa de transformación basado en las cosas reales que necesita nuestro pueblo, que son Tierra, Techo y Trabajo”.

“Si nosotros no cumplimos el contrato electoral que le prometimos al pueblo en 2019, le estamos poniendo una alfombra roja a los Gerardo Morales y las Patricia Bullrich para que lleguen a la casa de gobierno, y nosotros, nuestra generación, no va a permitir que vuelvan los asesinos del 2001″, agregó el dirigente social más cercano al Papa Francisco.

GRABOIS2

En otro tramo de su discurso, y tras elogiar a Alberto Fernández por la propuesta de mudar la capital al norte del país, Grabois se despachó contra el Presidente por decir que el “error” que cometió el oficialismo fue haber perdido el voto de centro por haberse ido al extremo. “¡¿A qué extremo, papá?!”, exclamó. “Expropiamos Vicentín y fuimos para atrás, tratamos al FMI como si fuera que vamos a tomar el té con una señora buena. ¡¿Qué extremo?! ¿Qué medidas profundas tomamos para reformar la Argentina?”, insistió.

En el transcurso del año, Grabois fluctuó en sus consideraciones públicas respecto a la coalición gobernante. Fueron varios los momentos en que el malestar del dirigente social para con el oficialismo se hizo sentir. Uno de ellos fue el cierre de las listas electorales. En julio, los rumores de una ruptura se acrecentaron cuando, entre los candidatos del Frente de Todos, no fueron incluidos suficientes representantes de los movimientos sociales.

GRABOIS3

Hoy por hoy, las discusiones son otras. El peronismo perdió las elecciones legislativas y ahora debe afrontar las negociaciones por el pago de la deuda externa. En ese contexto, Grabois es consciente de que cualquier acuerdo con el FMI traerá aparejado, en mayor o menor medida, la exigencia de un mayor ajuste en las cuentas públicas. Por eso, los tres diputados del Frente Patria Grande que integran la bancada del Frente de Todos –Itai Hagman, Federico Fagioli y, desde este mes, la cartonera Natalia Zaracho– no acompañarían el plan plurianual si no contempla, a su vez, una política de ingresos para los sectores más vulnerables. Fuentes: primerapagina.info y telam

Te puede interesar