Los tiempos de un golpe: la oposición en Perú quiere destituir a Castillo en "tres o cuatro semanas"

Mundo 04 de enero de 2022 Por Visión Política
615baa90d3821_940_529!

El 2022 no será un año sencillo para Pedro Castillo. Con 6 meses en el Gobierno, el maestro rural tuvo que cambiar 12 ministros, enfrenta una rebelión interna de parte de su ala dura que lo acusa de haber pactado con "la izquierda caviar" y tuvo que sortear su primer intento de destitución. 

El jefe de Estado quedó a 6 votos de ser aprobare la moción de vacancia y a 11 de aprobar su destitución por "incapacidad moral". Detrás está uno de los líderes de la derecha, Rafael López Aliaga, del partido Renovación Popular

image_2022-01-03_121026

Aliaga fue candidato en las últimas elecciones en una suerte de candidatura de ultraderecha y pretende disputar ese espacio al fujimorismo que se encuentra en caída tras tres derrotas consecutivas de Keiko Fujimori

El argumento para sacar a Castillo es que no deja a entrar a la Fiscalía para investigar un presunto caso de corrupción en PetroPerú. "A nivel de gobierno, todos los días hay un destape, un escándalo. Qué inversión quieren para el 2022 en un país que todos los días tiene escándalos al nivel del presidente de la República y un presidente de la República que no deja entrar a la fiscalía, por favor. Él no puede obstruir a la justicia", manifestó el excandidato presidencial en un reportaje televisivo.

"Lo que veo es que la desconfianza en el Perú, en las inversiones es cada vez peor. Estamos llevando al Perú a un descalabro y lo veremos el año que viene", agregó.

image_2022-01-03_120550

Aliaga fue uno de los impulsores de la frustrada vacancia de principios de diciembre y adelantó que "La bancada quiere hacerlo muy bien sustentado para llegar (a la vacancia). Elementos hay, pero hay que ordenarlos jurídicamente. Bien hecho, no algo que sale en un día".

"En tres o cuatro semanas porque no hay apuro, realmente. Queremos tener algo bien estructurado, pero que tenga todos los elementos que no se pudieron investigar en la moción inicial, que no tuvo apoyo", puntualizó.

Pero el asambleísta fue más allá y disparó: 

Yo le estoy pidiendo la renuncia del señor (Pedro Castillo), de una vez que renuncie. Ha hablado con la bancada, ellos quieren seguir un proceso más riguroso para que no pase lo del primer intento de vacancia

Fuentes del entorno del gobierno peruano consultadas reconocen que los números de la destitución podrían estar para dentro de las semanas proyectadas por Aliaga pero contemplan un factor que hace un tiempo no era tan tenido en cuenta como la aparición de más aliados en la región que podrían salir en su respaldo. 

"Alberto Fernández, Gabriel Boric, Luis Arce y López Obrador pueden jugar un rol de presión ante una intentona golpista", evaluó la fuente. Cabe recordar que AMLO envió funcionarios mexicanos de primera linea a colaborar con Castillo y Alberto fue el primer presidente en reconocerlo. 

Sin embargo, los antecedentes muestran que en plena ola progresista en Sudamérica, los gobiernos de entonces no pudieron salvar a Fernando Lugo en una ofensiva similar en Paraguay. Fuentes: primerapagina.info y lapoliticaonline.com

Te puede interesar