Se les acaba la nafta: economistas del FDT advierten que se quedan sin guita antes de cerrar con el FMI

Nacionales 12 de enero de 2022 Por Visión Política
adfdfdfdfdf

El más reciente análisis de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) consideró que la distancia entre la postura del Gobierno y la del Fondo Monetario es cercana y dio por hecho que se va a alcanzar un acuerdo, pero dejó planteada la posibilidad a que no se llegue a tiempo con la negociación antes de que se terminen las reservas.

En efecto, el reporte apunta a que el Gobierno cuenta con las reservas internacionales para atender los vencimientos de enero y febrero mientras prosiguen las negociaciones, pero no así para cubrir las erogaciones posteriores: "Durante enero y febrero se registran vencimientos de deuda que podrán ser atendidos con reservas del BCRA. No así los compromisos que inician en marzo y se acumulan para todo 2022", señaló el reporte.

Durante enero y febrero se registran vencimientos de deuda que podrán ser atendidos con reservas del BCRA. No así los compromisos que inician en marzo y se acumulan para todo 2022

Esta vez, el planteo de que es posible entrar en atrasos con el FMI o necesitar recurrir a una excepción (waiver) para llegar a un acuerdo no proviene de la oposición ni de analistas extranjeros, sino de un think tank cercano al Gobierno, más particularmente a Marcó del Pont y a Miguel Pesce, uno de los dos firmantes junto con Martín Guzmán del nuevo Acuerdo de Facilidades Ampliadas.

De hecho, el temor a default se profundizó después de que el ministro reconociera ante los gobernadores que el centro de las diferencias con el FMI radica en el déficit fiscal y en los plazos para llegar al equilibrio fiscal primario. Mientras que Guzmán propone que no sea hasta 2027, en el FMI quieren que sea antes. Sin más, este lunes el riesgo país se aceleró hasta cruzar los 1830 puntos básicos.

image_2022-01-11_142832

"Creemos que están dadas las condiciones para un acuerdo. De hecho, en lo fiscal no parece una diferencia tan grande (entre las partes) como para que se trabe todo ahí", explicó Nicolás Zeolla, economista en jefe de FIDE quien además consideró conveniente que se llegue a un acuerdo con el Fondo para evitar complicaciones concatenadas vinculadas al vencimiento de la prórroga de pagos al Club de París.

"Llegado el caso, se puede firmar una carta de intención para salir del apuro y resolver las formalidades después", aseguró Zeolla.

Llegado el caso, se puede firmar una carta de intención para salir del apuro y resolver las formalidades después

El informe en particular da cuenta de la conveniencia de alcanzar un acuerdo sin frenar la recuperación económica y con el refuerzo de reservas internacionales con fondos frescos del FMI, tal y como adelantó este medio, dos puntos sobre los cuales no hay entendimiento con el FMI. "En términos semánticos no están tan lejos las partes", aclaró el economista.

Además, Zeolla advierte que firmar un acuerdo sin viabilidad social se convertiría rápidamente en un documento abstracto porque su aplicación política sería imposible. Por eso, considera que es conveniente cerrar un acuerdo viable, pero que todavía resta ver la letra chica de lo que el FMI está pidiendo.

image_2022-01-11_142849

En consecuencia, el escenario base de FIDE considera que este 2022 no se pagarán los casi 19.000 millones de dólares de vencimientos con el organismo, el país crecerá en torno al 4,3%, la inflación cederá a la zona del 40% y el dólar seguirá por debajo de la inflación.

Aunque optimista en comparación con las proyecciones de colegas -que hablan de una inflación cercana al 55% y un crecimiento menor al 3%-, el informe de FIDE tomó nota de las advertencias que el mismo Banco Central hizo en su informe de objetivos para 2022 respecto de que el frente externo trae condiciones adversas en materia de

Ralentización del crecimiento global, mayores costos de financiamiento externo y menores precios internacionales de las materias primas, en particular los vinculados a las exportaciones argentinas

Así, incluso cuando para FIDE 2022 será un año con superávit comercial mayor a los 10.000 millones de dólares, no será un año de acumulación de reservas. De acuerdo al informe: "la propia dinámica de crecimiento terminará generando una demanda de importaciones y otras fuentes de usos de las divisas un ritmo mayor al de este año. Y aún en un escenario de crecimiento moderado, el saldo final sobre reservas será casi nulo".

Esta proyección contradice de plano el gráfico del ministro Guzmán ante los gobernadores la semana pasada en el que mostraba una acumulación de reserva de 5.000 millones de dólares este año, aunque -como consignó este medio- esta proyección se sustenta en el supuesto de que el FMI le reintegre los pagos efectuados a lo largo de 2021 y 2022 con los mismos Derechos Especiales de Giro que el organismo como parte del reparto de asistencia financiera excepcional en agosto último entre todos sus socios. Fuente: lapoliticaonline.com

Te puede interesar