VISIÓN POLÍTICA




Rubiales, en el ojo del huracán: su madre se declara en huelga de hambre y la FIFA lo suspende

29-08-2023   Por: Visión Política

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, se encuentra en el ojo del huracán tras el incidente ocurrido en la ceremonia de entrega de premios del Mundial femenino.

El pasado domingo, Rubiales besó a la española Jenni Hermoso, un gesto que fue calificado de "inaceptable" por muchas personas, entre ellas la propia futbolista.

La FIFA, por su parte, decidió suspender a Rubiales de forma provisional durante 90 días.

En un intento desesperado por defender a su hijo, Ángeles Béjar, la madre de Rubiales, se encerró en la iglesia de la Divina Pastora de Motril (sur de España) y se declaró en huelga de hambre.

"No pararé hasta que las autoridades encuentren una solución a la 'cacería inhumana y sangrienta' que están llevando a cabo contra mi hijo con algo que no se merece", declaró Béjar a la agencia española de noticias EFE.

La madre de Rubiales ha pedido a Jenni Hermoso que "diga la verdad" y "mantenga la versión que tenía al principio del incidente".

El presidente de la Federación Española de Fútbol, cuyo liderazgo ya había estado marcado por éxitos empañados por el escándalo, echó por tierra su carrera al ofender a millones de personas en todo el mundo con su comportamiento en la final de Sídney (Australia).

La FIFA tomó medidas contra Rubiales después de que éste se negara a dimitir y declarara desafiante el viernes en una reunión de urgencia de su asociación que era víctima de una "caza de brujas" por parte de "falsas feministas".

En un día que pasará a la historia como uno de los momentos más esperpénticos del fútbol español, Rubiales aseguró que la delantera Jenni Hermoso había consentido el beso "mutuo".

Hermoso replicó en dos declaraciones que eso era falso y que se consideraba víctima de un abuso de poder. También acusó a la federación de intentar presionarla para que apoyara a Rubiales.

La federación contraatacó diciendo que mentía y que emprendería acciones legales contra ella.

Como parte de su decisión de suspender a Rubiales, el juez disciplinario de la FIFA, Jorge Palacio, ordenó a Rubiales y a la asociación que se abstuvieran de ponerse en contacto con Hermoso.

La situación de Rubiales es cada vez más complicada. La FIFA está investigando el caso y podría suspenderlo de forma definitiva. Además, la opinión pública está en contra de él y las acusaciones de Hermoso podrían acabar en los tribunales.